Deporte Risaraldense

Los golpes a los que se ha sobrepuesto el nuevo campeón nacional de boxeo

La noche del martes 20 de marzo de 2018 quedó grabada para el deporte risaraldense y para el boxeo en particular, toda vez que los dos únicos representantes de este departamento en el Campeonato Nacional Juvenil, en Pasto, obtuvieron sendos títulos, por encima de delegaciones más numerosas y departamentos más tradicionales en el boxeo. 

Si bien los púgiles de la Costa, especialmente, han hecho suyo este deporte, las ambiciones, el talento, la constancia y las ganas de jóvenes formados en la Liga de Boxeo de Risaralda empiezan socavar ese poderío que históricamente han tenido departamentos como Bolívar, Atlántico, Chocó y Antioquia, entre otros. 

Hoy son Jimmy Zúñiga y Kevin Puerta los campeones, y a ellos se une Jenny Marcela Arias; antes lo era el hoy técnico local Jud Franky Granada. Pocos, pero con resonantes triunfos nacionales e internacionales. No se puede olvidar que Jenny es la actual campeona continental, distinción lograda en Honduras el año pasado y que Jud ganó en Pereira el cinturón como campeón internacional supergallo del Consejo Universal de Boxeo (CUB). 

 

EL ABRAZO CON EL PAPÁ 

“Ellos estaban a punto de llorar, pero se contuvieron”, dijo el boxeador Kevin Puerta, al ver la emocionada celebración entre Jimmy Zúñiga (campeón nacional juvenil en 69 kilogramos) y su padre, al momento en el que los jueces le dieron la victoria por RSC, es decir, por su superioridad ante el rival tolimense. 

Quizá ambos ya han agotado las lágrimas de tantas penurias, que empezaron cuando la madre de Jimmy “nos abandonó”. Y siguieron cuando su padre, el único sostén que tenía, fue puesto preso, y entonces el niño de 11 años de edad debió partir de Yarumal, Antioquia, – su tierra natal – a Pereira, para vivir con su abuela. 

Jimmy Andrés Zúñiga Sepúlveda nació el 4 de enero de 2001, mide 1.89 metros y ya ha logrado dos títulos nacionales (el otro fue en el 2017, al ser campeón nacional júnior 63 kilogramos en Barranquilla); su pasaporte registra la participación en los Juegos Suramericanos de la Juventud, en Chile. “Perdí en el primer combate contra Ecuador, pero allá cogí mucha experiencia”, dijo. 

“Hasta que a uno no le pasan los cacharros, no aprende”, dijo Jimmy, refiriéndose a los motivos por los cuales debió pasar 9 meses en el centro de rehabilitación Hogares Claret. “Desde la cárcel, mi papá me aconsejaba mucho; de allí salí con un pensamiento distinto y le dije que quería practicar boxeo, entonces el me animó para buscar una escuela, y así fue como llegué al coliseo Menor”. 

 

DEPORTE Y ESTUDIO 

El haber ganado hace solo unas horas en Pasto le dio la posibilidad a este deportista de obtener un cupo en la preselección Colombia para asistir a un continental en Colorado, Estados Unidos, que a su vez da cupo a los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires y un mundial juvenil, en Europa. 

Jimmy, que en Antioquia jugó el Pony Fútbol y practicó de manera recreativa el baloncesto y el patinaje, es estudiante de grado once del Deogracias Cardona, jornada nocturna; quiere ser campeón mundial de boxeo y hacer una carrera relacionada con el deporte, “algo así como una licenciatura”. 

Al estilo de los ciclistas, aprovechó la entrevista de www.deporterisaraldense.com para agradecerle al entrenador Jud Franky Granada, al rector del Deogracias, Rodolfo Pérez, “que me ha apoyado mucho”, a la institución Francisco de Paula Santander, “porque ahí fue donde empecé a estudiar”, y a Camila Vásquez Hernández, su novia, “aunque una veces estamos bien y otras, mal”. 

Su padre era el más feliz de todos los asistentes al coliseo en Pasto. En noviembre pasado cumplió la pena de 6 años que lo alejó de su hijo, y esta era la primera vez que lo podía abrazar al verlo convertido en todo un campeón. 

Si quieres escuchar la entrevista:

 

 

Por: Orlando Salazar Zapata 

Comunicador social – periodista /  Especialista en gerencia de la comunicación corporativa 

 

 

503total visits,2visits today

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *