Deporte Risaraldense

Historia del Municipio

BALBOA, UN TERRITORIO DE PAZ
La historia del municipio de Balboa no es ajena a la manera cómo fueron creciendo pueblos similares, que empezaron a surgir incrustados en la agreste topografía colombiana, especialmente la de la región Andina.
No es difícil imaginar a los colonos de entonces, por allá a principios del siglo pasado, con la hilera de recuas intentando escarpar la montaña, cargando sus pocos enseres y buscando un espacio para levantar su choza, después su casa, y así hasta formar el municipio que todos conocemos.
Terminada la Guerra de los Mil Días (1899 – 1902) los colonizadores antioqueños empezaron a buscar territorios en donde asentarse; sin embargo, la topografía de donde queda hoy Balboa no era atractiva, mas sí su fértil tierra, de donde brotan productos agrícolas de gran calidad.
De esa época (1903) se tienen referenciados nombres como los del pacoreño Miguel Ceballos, Cesáreo Agudelo, Jacobo Ruíz, los Benjumea (Juan Bautista y Pedro), Juan de Jesús Ospina y Jesús Gallego.
Cinco años más tares, la señora Leonor Agudelo, cuenta la historia, “regaló una parte de sus tierras para que se fundara un pueblo y se creó la Aldea del Carmen, que posteriormente fue erigida corregimiento de Santuario con el nombre de “Alto del Rey”.  Posteriormente, por Ordenanza 56 del 30 de abril de 1923, el gobernador de Caldas lo elevó a la categoría del municipio, remplazando su antiguo nombre por el de Balboa” (tomado de la página web oficial del Municipio).
Muchos años más atrás, las faenas de territorialidad le correspondían a los indígenas; los historiadores hablan de la influencia de los Ansermas y de su comunidad denominada “Chápatas”. Con la llegada de los españoles, entonces aparecieron nombres como los de Jorge Robledo, Gómez Hernández y Martín Bueno de Sancho.
BALBOA HOY
El municipio de Balboa tiene singularidades que lo hacen especial. Una de ellas es la actual paz y concordia que respiran sus habitantes; atrás quedaron las épocas de sangre que se ensañó durante la época de la Violencia en Colombia. Actualmente la paz es un patrimonio de sus habitantes.
Balboa, además, es el municipio más pequeño de Risaralda en su área urbana; no obstante, su área rural es inmensa, la cual se puede divisar en toda su dimensión, desde sus calles o veredas más cercanas, como Tambores. En sus tierras se produce una gran cantidad de alimentos que abastecen a las ciudades cercanas, entre ellas Pereira, ubicado a 52 kilómetros de su casco urbano. Una proporción grande de su territorio está sembrado con la caña de azúcar del Ingenio Risaralda, la empresa que es un motor de desarrollo para este municipio.
Una sola calle principal tiene Balboa. Por ella pasa todo el pueblo: estudiantes, campesinos, comerciantes, dirigentes, amas de casa, autoridades; es una vía que articula la vida de Balboa: la Alcaldía, el comercio, la empresa de servicios domiciliarios, el hospital, los bomberos el Comité de Cafeteros, entre otros.
Y si de particularidades se trata, es preciso hablar de las escaleras de Balboa, dignas de una competencia de resistencia física.
Desde la vía principal, a uno de los lados, se aprecia cómo el ingenio del hombre logró construir sus casas en lo más alto de la montaña,  a las que llevan esta sucesión de peldaños, como quien va para el cielo. Y allá en lo alto se puede disfrutar de una de las mejores panorámicas de Risaralda, avistando otros pueblos, colonizados de manera semejante a Balboa.
OTROS DATOS
Límites del municipio:
Limita con los municipios de La Celia , Santuario, La Virginia , Pereira en el departamento de Risaralda, y con los municipios de El Águila y Anserma Nuevo en el departamento del Valle.
Extensión total:120.5 Km2
Extensión área urbana:0.24 Km2
Extensión área rural:120.3 Km2
Altitud de la cabecera municipal (metros sobre el nivel del mar): 1.353
Temperatura media: 20º C
Distancia de referencia: 52 km de Pereira
Por: Orlando Salazar Zapata
Redacción DeporteRisaraldense.com

373total visits,1visits today