Deporte Risaraldense

Adiós a un gran dirigente

Foto / Orlando Salazar Zapata

El fútbol colombiano y suramericano está de luto con la muerte del dirigente pereirano Hernán Mejía Campuzano a sus 84 años de edad.

Campuzano ocupó altos cargos dirigenciales, siendo presidente y vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, vicepresidente de la Conmebol y presidente del Deportivo Pereira.

Antes de que los achaques de la vejez lo sorprendieran, don Hernán Mejía Campuzano disfrutaba de tomarse un café en la cafetería del primer piso del Centro Comercial Bolívar Plaza de Pereira, con un grupo de amigos. Era un contertulio lleno de anécdotas.

La imagen principal de esta nota, es la última foto pública que se conoce de don Hernán Mejía (a la izquierda de la imagen), puesto que nunca más salió de su casa a hacer vida social. Lo acompaña otro grande, Augusto Ramírez González (q.e.p.d.).

Le gustaba viajar a su finca en San José del Palmar, su sitio de reposo.

Uno de los momentos más complejos en su vida fue afrontar el secuestro, 15 días antes de que se disputara en Colombia la Copa América 2001, siendo vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, en el gobierno del expresidente de la República, Andrés Pastrana.

El 28 de julio en horas de la madrugada fue liberado. “Las Farc liberaron finalmente a Mejía 72 horas después de su secuestro porque querían ver la Copa América. Ellos se equivocaron. Fueron momentos de mucha tensión”, recordó en su momento el entonces presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, en una entrevista realizada en 2013.

Con su secuestro la Copa América estuvo cerca de cambiar de sede a última hora.

Campuzano siempre será recordado como un dirigente de carácter, serio y comprometido. Sin duda alguna, un grande que dejó huella en el fútbol colombiano y suramericano.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *