Deporte Risaraldense

Natalia Muñoz seguirá soñando

Durante esta semana, el ciclismo risaraldense prendió sus alarmas debido al anunció que hizo Natalia Muñoz de dejar el deporte. El anuncio de Natalia estuvo acompañado por una denuncia pública, debido a la falta de apoyo y promesas incumplidas a la que ha estado expuesta durante mucho tiempo, Natalia durante toda su carrera deportiva ha visto como el deporte en el país todavía tiene fallas estructurales que impiden el apoyo idóneo  a los deportistas que lo requieren.

Muñoz, clasificada a los Juegos Nacionales 2015 y con un palmarés importante para posicionar el nombre de Risaralda a nivel nacional, anunció su retiro mostrando la insatisfacción y el cansancio frente a esta lucha, donde no solo debe pensar en su preparación física y deportiva, sino también, en los recursos económicos para su carrera y su hogar. Han sido años de sufrimientos, de buscar patrocinios, de ver como tantas puertas se cerraban hasta que se cansó. Durante dos años esta ciclista contó con la posibilidad de dedicar su vida al deporte como siempre había soñado a través de una monitoría asignada en la Alcaldía de Dosquebradas, en su momento Natalia había manifestado la alegría y agradecimiento que tenía, sin embargo, este año no había sido renovado su contrato, a falta de apoyo a la deportista, también las puertas laborales se habían cerrado.

Luego de su denuncia pública, la Secretaría Departamental de Deporte citó a una reunión para esclarecer el tema. La pregunta que debe quedar en el ambiente es porqué las entidades deportivas encargadas, responden ante la presión. Es un debe ser darle apoyo al deportista que ha luchado y casi dejado su vida por representar al departamento en múltiples competencias, dándole glorias y medallas. Luego de la mencionada reunión, Natalia informó las decisiones que allí fueron tomadas “en reunión con con el Dr Mauricio Angee, Secretario de Deporte, el Presidente de la Liga de Ciclismo Santiago Robledo, el Entrenador de Ciclismo Evelio Cely y el Metodólogo de la Secretaría Felipe Marín, se interesaron bastante en ofrecerme una solución y se me planteó un plan de apoyo para asistir a las carreras preparatorias a Juegos Nacionales y el acompañamiento durante los Juegos”.

Ante la propuesta, Natalia reconsideró su decisión y decidió continuar en el Deporte. Es que esa es su vida… el deporte, Natalia, como se dice popularmente respira ciclismo. Frente a esto, también se le notificó que su contrato en la Alcaldía de Dosquebradas será renovado, situación que cambia completamente el panorama.

Risaralda tendrá entonces una gran representante en los Juegos Nacionales, Natalia tendrá el tiempo y las condiciones adecuadas para llegar allá como se requiere, “representaré con entrega y disciplina al Departamento y al Municipio de Dosquebradas”.

Natalia espera que se denuncia no vaya a traerle problemas posteriores, por ahora está de nuevo feliz y agradecida, no se arrepiente de haber elegido el deporte como su opción y estilo de vida. Natalia a pesar de tantas luchas, sigue soñando “me gustaría mucho tener los recursos propios para tener todo lo necesario para competir, mi proyecto personal es tener un negocio propio, trabajar duro a la par del entrenamiento e ir construyento una economía sólida que me permita  progresar en el deporte y  motivar y ayudar a los niños que hoy ven en el ciclismo una opcion de vida”.

La realidad del deporte es otra, las alegrías que traen las medallas y las posiciones de algunos deportistas a nivel internacional, no pueden opacar la realidad. Son muchos los que se quedan en haber tenido una meta  y a pesar de tener todas las capacidades para lograrlo, no lo cumplen pues la falta de apoyo les roba los sueños.

La comunidad deportiva, esperará que a Natalia se le cumplan todas las promesas y que no sea de momento por aplacar la tensión de su denuncia, se esperan resultados prolongados en el tiempo. El deporte debe ser apoyado, las ligas, los escenarios, los deportistas requieren presupuesto, aquellos que alzan nuestra bandera merecen condiciones dignas de vida y que no solo se les haga un reconocimiento o se les de una estatuilla.

Y como la historia de Natalia, hay muchas.

 

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.