Deporte Risaraldense

¡Carreta!

La victoria clara y contundente de anoche del Deportivo Pereira 4-0 sobre Fortaleza demostró una vez más que en el fútbol no hay nada escrito y que es en la cancha en donde se escribe cada una de las historias.

Tras la derrota 3-0 en Bogotá ante este mismo equipo, el panorama era de dudas y todo eso se alimentó cuando el sábado en la tarde el técnico Lissi tomó la decisión de sacar de la concentración a tres jugadores que venían siendo titulares (Machado, Cárdenas y Domínguez). Para empeorar, llegaron las especulaciones y como no hay un jefe de prensa en el Pereira y el técnico no habla con los periodistas, se tejieron todo tipo de versiones.

Pero cuando un equipo está para ganar no lo evita nadie. Dos minutos del partido, el árbitro se inventó un penal que no existió y Leonardo Castro marcó el primero; unos minutos después se inventó otro penal, pero en favor del rival y el jugador de Fortaleza lo envió afuera. Más adelante llegó el golazo de este talento juvenil que es Juan Camilo Hernández, luego el segundo del goleador Castro y el broche de oro lo puso el paraguayo Mario Edison Giménez para el cuarto.

En la tribuna el “ole, ole, ole”, alegría total, festejo por la victoria y la ilusión de regresar a la Primera División que permanece intacta. Un gran reconocimiento a la afición que de principio a fin mantuvo la fe y apoyó al equipo y le hizo sentir al rival que no estaban en su casa.

Como ha sido la tendencia en esta campaña, otra victoria en condición de local y ahora a pensar solo en el siguiente partido ante Leones el miércoles, también con el firme propósito que hay que ganarlo.

“Que el equipo está “reventado” por dentro, que los jugadores no le creen a Lissi, que hay una división por los premios, que los directivos no quieren que el equipo ascienda” historias que solo quedan en “carreta” porque en la cancha los resultados muestran algo muy diferente.

Ni el Pereira es el peor equipo del mundo y todo está acabado (como lo quisieron hacer ver luego de la derrota del miércoles) ni es el superequipo y ya ascendió (tras la goleada de ayer).

Un nuevo paso se dio anoche, el alma del hincha está lleno de ilusión y pletórico de alegría, pero aún hay dos pasos más que se deben dar.

 

hector santanaPor Héctor Santana Monsalve
hectorsantana2004@gmail.com
Director de Deporte Risaraldense 

Foto cortesía Periódico El Diario del Otún

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.