Deporte Risaraldense

Con la ilusión de hincha

La otra opinión

 

Al año deportivo nuestro le está faltando el retorno del Deportivo Pereira a la división A, pero es que dependiendo de otros sí que hace el asunto bien complicado. En estos casos la esperanza se mantiene viva por la ilusión del hincha, que se resiste a morir hasta que todo termine.

Así hay que mirar a este Deportivo Pereira… con la fe del hincha. Porque allá, en la cancha, su comportamiento sí que ha sido contradictorio, con un partido donde acarician las nubes y con otro donde le pisotean el ánimo y la confianza a su afición, dando pié para todo tipo de conjeturas.

¿Le alcanzará esta noche al Pereira?. Bien puedo decir que los argumentos futbolísticos y el criterio de periodista se doblegan ante la esperanza que anima al corazón de hincha.

De lo que se dice por ahí
De todo lo que se insinúa fuera de la cancha, que hay equipos que desean permanecer en la comodidad económica de la B, uno no puede asegurar nada. Ni afirmarlo, ni desmentirlo.

Uno se resiste a creer eso, pero aún me resuenan las palabras de uno que otro colega periodista en Bucaramanga, en el 2011, cuando el Pereira descendió y el cuadro ‘búcaro’ vivía el ostracismo de un dirigente que se ha especializado en tener equipos en la B: “Usted es muy iluso, Hugo, si piensa que el Pereira vuelve en un año a la A”.

Pero si quedan muchos interrogantes. Y uno es: para un equipo con intenciones de subir a la A es inexplicable que en un partido clave ante el rival directo en Bogotá se dejen en el banco a los dos delanteros con gol –Castro y Sinisterra- y a quien ha sido el jugador de mayor rendimiento en la defensa –Flórez-. Los dos primeros entraron luego cuando ya el partido se perdía.

Y después, el escándalo de los supuestos indisciplinados, las declaraciones de Fernando Cárdenas y un triunfo que apagó el incendio que amenazaba con devorarlo Todo. Y lo más grave, respuestas no hay de quienes deben darlas pues al periodismo que cubre las incidencias equipo le aplicaron el terrorismo del silencio.

De lo que se ve en la cancha
Pero, uno si puede conceptuar sobre lo que ve en la cancha. Y si es por el gol que le hizo Leones para el empate en tiempo de reposición, entonces uno concluye que en el plantel no hay actitud para lograr el objetivo.

En ese gol los hombres de la defensa aplicaron la táctica ‘del dejar hacer al rival’. Le permitieron al delantero rematar y el portero se limitó a seguir el balón con la mirada. Una pasividad que riñe con el fundamento defensivo del fútbol y que no es coherente con un propósito de triunfo.

Porque si el Pereira se jugaba por entero la opción de volver a la A, ese resultado había que defenderlo con los dientes apretados, con fiereza, jugándose al todo incluso franqueando los límites de lo permitido.

Y este si fue un comentario generalizado como reacción a ese empate: en tales circunstancias, con el tiempo jugando a favor, a los rivales había que detenerlos así fuera a punta de faltas más allá del área, había que morderlos donde se podía, descabezarlos si se permite el término, respirarles en la nuca…. Pero, no. Se limitaron a esperarlos dentro de su propia área y sucedió lo que finalmente pasó…

 

ocampo.jpgPor Hugo Ocampo Villegas
En Twitter: @hovi55

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.