Deporte Risaraldense

El Mito de Sísifo

“No hay destino que no se venza con el desprecio” ALBERT CAMUS

Con los deseos de un buen año para los lectores, empezamos este 2015 con tono filosófico ya que esta desgracia infinita que padece el Deportivo Pereira (en febrero se cumplen 71 años de fracasos y eso que el adagio popular reza que no hay mal que dure 100 años ni hinchada que lo resista) precisa comparaciones así sean mitológicas.

Para contextualizar digamos que el titular es tomado de un ensayo del filósofo y escritor francés Albert Camus publicado en 1942 en el que el autor discute la cuestión del suicidio y el valor de la vida, presentando el mito de Sísifo como metáfora del esfuerzo inútil e incesante del hombre.
Sísifo, dentro de la mitología griega, hizo enfadar a los dioses por su extraordinaria astucia. Como castigo fue condenado a perder la vista y a empujar perpetuamente un peñasco gigante montaña arriba hasta la cima, solo para que volviese a caer rodando hasta el valle, desde dónde debía recogerlo y empujarlo nuevamente hasta la cumbre y así indefinidamente. Para Camus Sísifo es el héroe absurdo definitivo.
Pues bien, tomando esta referencia histórica, y realizando un símil: el cuadro matecaña es el Sísifo del fútbol profesional colombiano. Enmarca perfecto en la filosofía del absurdo y es además el héroe absurdo definitivo, como el Rey de Éfira, el rojí-amarillo cumple sin parangón con lo del esfuerzo inútil. No sé qué hemos hecho los hinchas matecañas para hacer enfadar a los dioses del fútbol que nos han castigado mandándonos toda clase de directivos ineptos, incapaces e incompetentes durante 71 años ¡por favor paren ya!
Es que esta situación nos tiene al borde del suicidio futbolístico, que sería dejar de querer al amado y sufrido D.P., como inicia Camus el ensayo: “No hay sino un problema filosófico realmente serio: el suicidio” pero no lo van a lograr así pasen 1000 años ¡los hinchas del Pereira no vamos a desaparecer! Han muerto varias generaciones de hinchas, entre ellos mi padre que hasta directivo fue en el ascenso del 2000, hasta que algún día los dioses del fútbol nos quiten este castigo, que parece eterno como el de Sísifo, pero como es fútbol y no mitología griega en un futuro, espero cercano, se hablará de este absurdo del fútbol llamado deportivo Pereira como una historia triste y dramática pero al fin y al cabo historia.

El jueves  a las 4:00 p.m. en el Campín, ante el Unión Magdalena, volveremos a empujar ese peñasco gigante montaña arriba… como en el semestre pasado, como en el 52, 62, 66,74, 82 y 2007 que lo tuvimos en la cúspide y volvió al valle… con un salto al vacío al contratar un cuerpo técnico extranjero, directivos que solo piensan en sus intereses y jugadores que como toda la vida utilizan a nuestra divisa como trampolín o en su defecto para terminar su ciclo profesional.
Necesitamos directivos que se vuelvan multimillonarios y jugadores que terminen en el fútbol internacional pero que nos dejen vueltas olímpicas, así sea en ¡SEGUNDA DIVISIÓN! ¿será mucho pedir? De esta manera serán bien idos de lo contrario habrán sido aves de paso, como tantas, que utilizaron a la puta de la ciudad y solo dejaron eternas tristezas, desolación y efímeras alegrías… ¡Abrazo de gol!

 

Diego SalazarPor: Diego A. Salazar Valencia.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.