Deporte Risaraldense

La B, mucho vigor y poca vistosidad

La otra opinión

Añoro no poder escribir al día siguiente de cada partido del Deportivo Pereira –lo hice en este diario durante 21 años- pero al menos puedo hacerlo en esta columna semanal. De allí que no entre mucho en detalles de las presentaciones del equipo que ya están, de manera suficiente, comentadas y escritas.

Pero, si me puedo permitir señalar luego de ver los dos últimos partidos del Pereira, que estamos apreciando en todos los actores de la B más físico que fútbol, más vigor que vistosidad, más dinámica desbordada que espectáculo con el balón.

Sobran los talentosos
En este fútbol vertiginoso, a toda carrera, tanto para llegar al arco de enfrente como para presionar al rival, sobran los talentosos.

Para la muestra un botón: en el partido Pereira vs Quindío los creativos Fernando Cárdenas y Giovanny López fueron relevados luego de un actuación discreta, les costó encajar en el trámite de un partido más luchado que jugado y si talentosos como ellos no pueden ser protagonistas el espectáculo es feo.

Como siempre, dirán muchos, el resultado por encima de todo. Si es cierto, es lo que cuenta para la tabla de posiciones, pero por ese fútbol tan escaso de virtuosismo es que la B es tan poco atractiva y sólo despierta el interés de las hinchadas cuyos equipos están arriba. Y no siempre para todos los juegos.

Escasísima difusión

En los campeonatos nacionales interclubes Sub 17 y Sub 20 intervienen 11 y 5 clubes risaraldenses, respectivamente. Pero la información es muy escasa, casi nula en los medios locales y en especial de los escritos cuando hay clubes con resultados destacados como La Cantera, líder del A Sub 20; Corpereira Divisiones Menores, líder del B Sub 17 –el equipo de don Álvaro López-, Academia Pereirana Gerenciar Conenco –tercero en ambos, Comfamiliar, Macol, citando a los de arriba.

Estos certámenes en la Federación y en la Difútbol deberían tener jefes de prensa exclusivos. Y también acá en los medios han mostrado poco interés por ello. Sí que se ven buenos jugadores en estos torneos.

Visión apocalíptica

En sus ingentes esfuerzos por captar la atención de patrocinadores, algo plausible para mantener al equipo en actividad mientras llega la sentencia de liquidación, sin embargo los actuales manejadores de Corpereira están cayendo en una asustadora visión apocalíptica: si el Pereira como club de la Dimayor desaparece, también todo su patrimonio de jugadores que quedarán de inmediato, libres.

Bueno, en manos del liquidador está que oportunamente haga lo que deba hacer para que al momento de la liquidación ese patrimonio se haya podido ofertar. Porque lo que está claro para la mayoría es que queremos borrón y cuenta nueva. Nada de seguir cargando pesados lastres de administraciones pasadas. Y nada de miedos con que la Dimayor deje a la ciudad sin cupo. Lo dudo mucho.

 

ocampo.jpgPor Hugo Ocampo Villegas

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.