Deporte Risaraldense

La esperanza es lo último que se pierde

#OpiniónDeporteRisaraldense
Viviendo el Deporte 

Tuve la oportunidad de trabajar en dos ocasiones como jefe de prensa del Deportivo Pereira, mi primera incursión en el año 2004 y después durante el 2007, sumando casi cuatro años en un trabajo que me apasionó y me condujo a conocer y querer este equipo como ningún otro.

Aunque la historia del rojiamarillo siempre ha sido de triunfos y sonrisas efímeras, ya que nunca hemos ganado nada, salvó un título de la C y otro de la B de la mano de Walter Aristizábal, ahora entiendo que el amor del hincha verdadero es el que nunca abandona.

Mientras estuve en el camerino fueron más las caras largas que las alegrías, Pereira jamás pasó de brindar una tarde feliz a sus hinchas y ocho días después una bofetada tras salir con nada a la hora de definir las finales; es más, cómo tendremos de sed de triunfo que recuerdo que celebramos con desfile desde el aeropuerto a la Plaza de Bolívar, el regreso del Matecaña a las finales de la A en el año 2003, tras el gol agónico de Arnol Palacios con el cual vencimos 1 por 0 al Nacional de visitantes.

De la euforia al llanto, 8 días después sufríamos con la derrota 0-2 y en casa frente al Junior en una noche en la que de nuevo lo único que no falló fueron los hinchas.

Desde luego que entiendo toda la decepción, frustración, tristeza, desidia, rabia, rencor e impotencia que genera en los hinchas los colores amarillo y rojo, nos hemos visto supeditados en los últimos 5 años a aguantarnos el equipo en la B, con un estadio magnifico que nos dejó el Mundial Sub-20 y una hinchada envidiable para equipos como Envigado, Jaguares, Fortaleza, Chicó, Leones y quién sabe cuántos más.

Pereira nos vacunó de la mano de Einar Teodoro Ángulo Calzada con el cual solo conocimos la cara de la derrota en Cartago, Comezaña nos paseó y dejó el equipo tirado por salir corriendo a Selección Colombia, ya en la segunda categoría nos ilusionamos de nuevo con Zambrano y Lissi, rompiendo records en el certamen regular y jugando al “bobo” en la fase definitiva.

De aquellas épocas a hoy y sin entrar en detalles de directivos, la historia no ha cambiado mucho; y los 70 puntos que nos ilusionaron en el certamen regular, hoy pasan a ser pura estadística. Cuando se conformaron los grupos semifinales los hinchas rojiamarillos gritaron al unísono es ahora o nunca y el hastag #ElAscensoEsAhora se volvió tendencia en la redes sociales, después de dos partidos en final, nadie lo volvió a utilizar.

Empatamos con Leones y Tigres de locales, perdimos frente a Bogotá de visita y le acabamos de  ganar a Tigres, como dicen por ahí “Con el Pereira, si no es sufriendo no vale”, ese dicho que tomó carrera entre los hinchas se aplica a la perfección y tras los nefastos resultados en casa, de manera increíble Pereira depende de sí mismo para regresar de nuevo a la A.

Ocho días atrás nadie daba un peso por el equipo, después del segundo empate en casa, los hinchas descargaron su frustración con los jugadores y hasta el “madraso” fue a retumbar en las cabezas de cada uno de los involucrados, el equipo partió callado hacia Soacha y volvió al gol no sin antes volver a hacer sufrir a su hinchada hasta los minutos finales del encuentro.

Hoy Pereira tiene 5 puntos y Leones 8, ambos tienen 6 por disputar, pero se enfrentan entre ellos en la última jornada, de igualar en puntos los de la Perla del Otún ascenderían por haber quedado primeros en el todos contra todos.

No estoy pidiendo que los que ya no creen vuelvan a creer, ni que llenen el estadio para el partido frente a Bogotá o que salgan excursiones completas a Ditaires para enfrentar a Leones en el partido que puede ser crucial; solo les pido que me permitan soñar “La esperanza es lo último que se pierde”, vamos paso a paso, primero a superar a Bogotá y luego ¿Por qué no? Disfrutar del titular: “Pereira regresó a la A”.

 

 

 

 

edwin-herrera-bartolo

Por: Edwin Herrera Bartolo
Comunicador Social – Periodista Acord 
En twitter: @Edwinjj5

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.