Deporte Risaraldense

Las cinco buenas y las cinco malas

Las buenas
1. Alemania, justo campeón. A lo largo del torneo en Brasil el equipo germano mostró categoría, buen despliegue físico, gran condición técnica, notable trabajo en equipo, decisión al ataque y un toque de buena suerte.

2. Colombia. Dejamos una gran imagen pero además se logró que nunca antes se había logrado y fue unir a todo el país en torno a un equipo de fútbol. Además la Fifa le dio el premio al Juego Limpio, con Mondragón como el jugador más veterano en un Mundial y con el gol de James ante Uruguay como el mejor de todo el Campeonato.

3. James, el goleador. Un punto aparte merece James Rodríguez, por primera vez en la historia un colombiano terminó como el máximo goleador y con un gran futuro por delante.

4. Jorge Luis Pinto, porque es el técnico colombiano que más lejos ha llegado en un Mundial al avanzar hasta los octavos de final con el seleccionado de Costa Rica y ganándose a pulso esa satisfacción.

5. Shakira, tercera final consecutiva a la que es invitada y su canción La la la, todo un hit y no el fiasco que fue la canción oficial de Pitbull y Jennifer López.

Las malas
1. Messi ¿jugador de oro? Increíble pero fue así, ni el mismo argentino lo podía creer, una distinción inmerecida porque su producción no fue la mejor y en la final no marcó la diferencia que todos esperaban.

2. Brasil la gran decepción. Desde el partido inaugural mostró sus falencias, pero lo fueron llevando poco a poco por tratarse del local y para evitar de esta manera las protestas y los desmanes.

3. Directivos corruptos. La investigación mostró que un propio directivo de la Fifa estaba involucrado en reventa de boletas, pero cuando las autoridades lo fueron a buscar ya se había volado y la Fifa no dijo nada.

4. Malos arbitrajes. Será algo eterno en el fútbol mientras los avances tecnológicos sigan ayudando a los espectadores y periodistas a revisar una y otra vez las jugadas.

5. No estamos preparados. Con obras retrasadas, continuas protestas, desmanes, hechos de violencia, muchos deportados y estadios que ahora deberán ser cerrados queda demostrado que en Latinoamérica nos falta mucho para estar a la altura de las grandes potencias mundiales.

SE ACABÓ EL MUNDIAL, PERO MIENTRAS SE MANTENGA LA IGNOMIA ADMINISTRATIVA EN EL DEPORTIVO LÓPEZ DEL PEREIRA NO VUELVO A ESCRIBIR

hector santana

Columna de Opinión
Director de Deporte Risaraldense
hectorsantana2004@gmail.com

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.