Deporte Risaraldense

Más cerca de Itagüí que de Pereira

La llegada del equipo de las Águilas Doradas se convirtió en todo un novelón, pero de los malucos, en el que cada día hay un capítulo diferente, versiones van y vienen y al final nada en concreto.

Lo que parecía ser la gran posibilidad de volver a tener fútbol profesional e internacional en Pereira se ha ido desvaneciendo poco a poco y todo ha quedado prácticamente congelado sin que se vea algún avance. Desde la fallida rueda de prensa (que fue a mitad de semana) a hoy todo está exactamente igual o peor.

Y el tema en lugar de aclararse tiende a complicarse, porque del equipo de las Águilas se tomaron decisiones sin tener el acuerdo firmado y sin tener todo absolutamente claro y definido para llegar a la capital risaraldense.

Es más, con el paso de los días, su Presidente José Fernando Salazar ha ido cediendo en aspectos claves como la exoneración de impuestos y el pago de los impuestos. Pero sin duda el tema de fondo no es ese, todo parece apuntar a una supuesta promesa de patrocinio que de momento es imposible que se convierta en realidad.

Otro aspecto llamativo es que a medida que han pasado los días todo el mundo se ha ido desencantando con el proyecto de las Águilas y con el dirigente (léase el Presidente) porque hay algunos procedimientos y algunos calificativos descalificadores que ha empleado, en una reacción lógica porque sentía que tenía todo listo para jugar aquí.

Salvo uno que otro dirigente lambón, la mayoría han sido muy serios y responsables en señalar que la exoneración de impuestos es casi que imposible y que está bien que el equipo llegue a la ciudad pero tampoco con todo gratis y dejándole todo el manejo a su merced.

De acuerdo a varias fuentes que he consultado la negociación no se va a dar, al menos no como está planteada y difícilmente en otras condiciones. Es decir, muchos ya se dieron cuenta que el tema no es tan sencillo y que hay demasiadas arandelas que no gustan y no han caído bien. Ya es más que suficiente con lo que tenemos (si es que tenemos algo) para agregarle otro chicharrón igual o peor.

Las Águilas siguen volando muy alto, bastante lejos de la capital risaraldense y como dijo el propio Alcalde, están más cerca de Itagüí que de Pereira.

MIENTRAS SE MANTENGA LA IGNOMINIA ADMINISTRATIVA EN EL DEPORTIVO LÓPEZ, DEL PEREIRA NO VUELVO A ESCRIBIR

hector santana

Opinión del Director de Deporte Risaraldense
Héctor Santana
hectorsantana2004@gmail.com

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.