Deporte Risaraldense

Más dudas que certidumbres

No estuve en la rueda de prensa donde se presentó el nuevo presidente del Deportivo Pereira. Pero leyendo lo publicado, escuchando la entrevista que a Julio César Aguirre León le hizo UNE TV, otras declaraciones radiales y recogiendo conceptos de algunos colegas, pues a mí me quedaron más dudas que certidumbres.

Particularmente las respuestas que dio en UNE TV me sembraron muchos interrogantes, me dejaron demasiadas sombras. Dio respuestas generales, no puntuales. Me queda la impresión que aceptó la presidencia sin conocer a fondo lo que asumió entre manos.

Una cosa es clara: ni ha comprado ni será un inversionista más. Simplemente le pondrá la cara al manejo administrativo de Corpereira y su tarea será reorientar el rumbo de la nave en medio de la tempestad para sacarla de la crisis y evitar su hundimiento.

Bueno, por lo pronto como en el caso de los gobernantes recién elegidos: veremos qué pasa en los primeros 100 días de su presidencia.

La verdad enterrada
Publicó también El Diario del Otún, algunos conceptos del ex presidente y aún hombre fuerte del Pereira, Alvaro López. Me llama poderosamente la atención esto que dijo, según salió publicado: “En 2008 se intentó alguna transición y luego de dos años recogí los escombros de la institución”.

Y si don Álvaro en esa oportunidad –el 2010- recogió escombros, entonces ¿que tenemos hoy?. Porque por lo menos recibió el equipo en la División A y ahora lo deja en el último lugar de la Primera B y a punto de liquidarse administrativamente. Bueno, lo deja es un decir. Pues, lo que recibe el nuevo presidente son los desechos de esos escombros.

Lo que nunca podremos saber es que pasó con los 3 mil 500 millones que Luis Fernando Osorio dijo abiertamente que había recibido de la venta de Carlos Darwin Quintero. Porque el fallecido presidente en rueda de prensa y en reuniones grupales con periodistas afirmó –yo lo escuché- que con ese dinero se habían pagado los títulos aportantes de la familia López, que en adelante ya no tendrían que ver más con el Pereira.

Pero, los López volvieron y no sabemos a cuento de qué?. Y cuando uno pregunta, la respuesta es: ‘dejemos tranquilos los muertos’. En otras palabras: la verdad de esa negociación quedó también enterrada.
Posdata: la selección Risaralda
La juvenil de Risaralda cedió el sábado parte de sus posibilidades al título al perder con Atlántico. Cuando me lo preguntaron, dije que esta selección y la del Valle eran los rivales a tener en cuenta. Todavía hay opción, pero se sabía que el objetivo no era fácil. Pues una cosa es golear a rivales de menos peso y otra enfrentar a los grandes. De todas maneras, el equipo de Cano nos despertó el entusiasmo. Y merecieron llegar a la disputa del título.

 

ocampo.jpg

 

Columna de opinión escrita por Hugo Ocampo Villegas

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.