Deporte Risaraldense

No se cansa de hacer goles

No queda duda…. Leonardo Castro es la gran revelación de la temporada futbolera del Deportivo Pereira 2014. Ayer cantó su gol número 12. Me recuerda mucho a Raúl Humberto Mora, también de Cuba como Leo. Ambos veloces y letales, igual de efectivos por derecha o por izquierda, de movimientos rápidos y demoledores. Con el gol entre ceja y ceja, con el arco en la frente como su obsesión. Y a esas condiciones, agreguen su inteligencia para jugar, para percibir la jugada y para ejecutarla.

Lástima que su gol de ayer no le ayudara mucho al Pereira que estuvo ganador ante Rionegro hasta el minuto 70 y que su expulsión prive al equipo de tenerlo para el partido de vuelta, este jueves.

La Copa lo catapultó
Y es revelación porque antes de la Copa Ciudad Pereira, sólo era reconocido en las recochas de Cuba. No fue un jugador con trayectoria en selecciones de Risaralda por donde usualmente han pasado la mayoría de jugadores de la tierra que se proyectan al profesionalismo. Leo nunca jugó en un combinado risaraldense.

Y la Copa lo catapultó. Sólo lo conocían en Cuba hasta que llegó a Audifarma y fue el bastión del equipo de José Guevara que en el 2012 logró el título. Castro hizo el doblete: fue el mejor jugador y el goleador. En el Mora se hizo conocer y allí se ganó el tiquete para irse a probar Envigado. Lo dejaron pero sin inscribirlo para el primer torneo del 2013, pero su futuro no estaba allí. El destino quiso que en esa semana santa se tomara tres días más de un permiso concedido por el Envigado que decidió cortarlo con severidad disciplinaria.

Volvió Audifarma, jugó de nuevo la Copa con Audifarma y en enero de este año se fue a mostrar al Junior y pasó el examen. También lo quería Pereira y su elección fue quedarse en el equipo de la ciudad.

Sus ángeles
Leonardo se mostró tal vez algo tarde por su rebeldía en contra de las roscas, según cuenta José, uno de sus tres ángeles. Los otros dos fueron el paisa Carlos Mario Gil y Henry Mesa, ambos de Cuba. Estos dos últimos se lo enviaron a Chepe quien supo llegarle al jugador que poco entrenaba porque además trabajaba en Aseo.

José enderezó su rumbo para el fútbol con el apoyo de Mesa. Y para fortuna, por el Pereira aterrizó José Fernando Santa, quien le dio la oportunidad. Barrios lo tuvo sentado en el primer torneo mientras alineaba al paquete brasilero de nombre André Beltrame y prefería a su legión de costeños.


El dato

Con Leonardo Castro son cuatro los jugadores que realmente ha catapultado la Copa Ciudad Pereira al profesionalismo. Jorge Tabares en 1985 –era más reconocido como jugador micro- y llegó al Pereira, Malher Tressor Moreno en 1998 que salió para el Alianza Lima y Jonathan Álvarez que también de la mano de José fue figura de la Copa en el 2007.

 

ocampo.jpgPor Hugo Ocampo Villegas
Twitter: @hovi55

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.