Deporte Risaraldense

Otros triunfos que enamoran

Ya nos estamos acostumbrando a los sucesivos éxitos de Sara José López y todo el grupo del tiro con arco, al protagonismo de Santiago Giraldo en tenis, a las caudalosas medallas de la natación y del judo, a los títulos de John Jairo Serna en pesas, a las moñonas de Juliana y Jaime Eduardo en bolo, a las chicas de guantes dorados.
Pero, a su sombra, hay otros triunfos que enamoran, que tienen su significado por sus antecedentes, por su actual entorno, por su proyección. Y en esta lista incluimos el resurgir del ciclismo del atletismo y del triatlón con sus nuevas generaciones y en un plano muy personal, la recuperación del ‘chamo’ Andrés Díaz. Y en ello ha tenido mucho que ver el sustento de las políticas de apoyo al deporte de ‘Risaralda avanza con resultados’.

Se ve… se ve
El trabajo de Evelio Cely en el ciclismo risaraldense empieza a mostrar sus resultados tanto en pista como en ruta. Evelio ama su deporte, es un apasionado trabajador. Y ya el año pasado nos había regalado un oro en pista que no habíamos obtenido en cuatro décadas.
Y esta semana sus jóvenes dirigidos se lucieron en el nacional de Barranquilla con un oro en ruta juvenil -sin antecedentes en esta categoría- con Sebastián Montes, más dos platas y dos bronce en la pista con nombres que empiezan a aflorar: Jonathan Cañaveral, Juan Bedoya, Sebastián Monroy, Laura Milena Hernández en su primera participación nacional y Kevin Jaimes.
En ruta evocábamos el oro y bronce de Helder Herrera en élite, obtenidos respectivamente en los años 2003 y 2002.

Sin pista, pero con medallas
El atletismo vivió en los años noventa su época de ensueño –en esa década tres atletas damas fueron elegidas Deportistas del año en Risaralda- pero con el advenimiento del nuevo siglo sus triunfos se hicieron historia.
Ahora, regresó Olga Ladino y con el apoyo de los monitores de polos de desarrollo –Andrea Gómez en la Virginia. De Karen Rodríguez en Belén de Umbría y de Yesid Cossio en Pereira- está haciendo un trabajo dedicado que empieza a mostrar sus frutos. Y eso que el atletismo no tiene hoy un escenario para entrenamientos y competencias. Se mueven entre la arenilla de La Virginia y la UTP y el cemento de la villa olímpica.
Pues, además de los triunfos Intercolegiados del 2013, ya nuestros juveniles se codean con los mejores en los interclubes y esta semana concretó un hecho significativo como lo fue la actuación de Harold Maturana en el selectivo suramericano juvenil con un segundo puesto en los 400 metros planos.

Volvió el ‘chamo’
La otra satisfacción para el deporte risaraldense y en especial para el triatlón, es el retorno a los podios de Andrés Eduardo Díaz.
Estuvo inactivo en el 2013 a consecuencia de una seria lesión que le impidió actuar a fondo en el mundial de Nueva Zelanda y los Juegos Nacionales 2012. En este 2014 el ‘Chamo’ Díaz regresa recargado de energía: 4º. en el panamericano de triatlón, oro nacional sub 23 y dos bronces en los Suramericanos de Mar y Playa. Es uno de los pilares futuros del deporte risaraldense.

Enhorabuena, Risaralda avanza con resultados con otros deportes que habían perdido protagonismo.

ocampo.jpg

Columna de Opinión
Hugo Ocampo Villegas

 

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.