Deporte Risaraldense

¿Presidencia en cuerpo ajeno?

El actual hombre fuerte del Deportivo Pereira, Alvaro López, hizo en la pasada asamblea de Corpereira –que fue convocada por Coldeportes Nacional, vaya guardadito- un jugada más propia de los escenarios políticos que de una cancha de fútbol: al mejor estilo ruso de Putin que hizo elegir a Medveded como presidente de su país para seguir gobernando detrás del trono.

Mucho me temo que así será en Corpereira, la entidad que maneja el equipo de fútbol de la ciudad: será una presidencia en cuerpo ajeno. En otras palabras…. más de lo mismo. Cómo me agradaría equivocarme

El nuevo presidente
No conozco al presentado -en un boletín de prensa- como empresario, Julio César Aguirre León, no tengo un solo argumento para prejuzgarlo, ni para bien ni para mal.

Lo único que sé es que esos dirigentes que de repente aparecen como en ‘paracaídas’, desconocidos, sólo le han dejado al Deportivo Pereira y a la ciudad pésimos recuerdos, los más recientes desde la aparición de don Ruperto Jarrón y sus inversionistas a la sombra que asumieron en su momento la administración del equipo.

Eso no es nada nuevo. Ya son conocidos en el pobre acontecer de la divisa ‘matecaña’ los presidentes que debían rendir cuentas en Cali y Medellín.

Ha dicho don ‘Alvaro que el nuevo presidente ‘No trae discursos, sino recursos”. Bueno, espero que del dicho al hecho no haya mucho trecho.

Para reflexionar
En desarrollo de la asamblea de Acord Risaralda el sábado pasado, que reeligió a todo el comité ejecutivo presidido por Marino Sánchez, me llamaron la atención alguna frases soltadas por mi contemporáneo Danilo Gómez Herrera, periodista pereirano de gran trayectoria que hace años anda por Armenia, en plena discusión sobre la validez del carné Acord que para la Dimayor ya no cuenta.

Una…. “Los clubes de la Dimayor resultaron con derechos sobre las ciudades. Ahora pasa que para armar otro club profesional en una ciudad hay que pedirle el permiso al que ya existe.”. Agreguemos algo que ya se sabe: toda la vida han adoptado la camaleónica posición de considerarse entes privados que piden a gritos el apoyo de los dineros oficiales. Según las circunstancias, para unas son y para otras no.

Dos… “Ahora es la Dimayor la que decide cuáles periodistas pueden entrar o no al estadio”. Digamos que como modelo organizativo la Federación lo heredó del Mundial Juvenil realizado en Colombia. Pero, es que una cosa es un mundial y otra un torneo doméstico. Me gusta la organización, pero no llevada al extremo

De todas maneras, a través de 41 años que llevó en el oficio siempre es lo mismo: los dirigentes del fútbol en Colombia que claman por una buena prensa para su negocio pero con el poder del veto cuando se les exige cuentas claras.

 

Columna escrita por Por Hugo Ocampo Villegas
Periodista Deportivo

ocampo.jpg

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.