Deporte Risaraldense

¿Silenciar la inconformidad?

Héctor Santana no volverá a escribir en su columna sobre el Deportivo Pereira mientras las cosas sigan como están, de mal en peor. Henry Carvajal ha dicho que no vuelve al estadio hasta que la actual junta se haya ido. Yo he preferido ver los partidos por televisión –cuando los pasan- y cada quince días desparramar en estas líneas algunos conceptos sobre esta alucinación ‘matecaña’ .

Y que será lo mejor…. ¿Acaso seguir pregonando en el aire o silenciar la inconformidad que nos invade en torno al Deportivo Pereira?. No, no podemos callar así sea como simbólico recurso de protesta. De hecho, he sido depositario de algunas voces le reclaman a la prensa una posición más enérgica en torno a lo que está ocurriendo con el club de fútbol profesional de la ciudad.

Yo creo que no podemos adoptar la posición del avestruz. Y aclaro que la decisión de mi colega Santana no tiene que ver con miedo, pues ha sido valiente en sus escritos. Debemos seguir gritando a los cuatro vientos la inconformidad, que debe ser de toda la ciudad, en torno al actual manejo administrativo del Deportivo Pereira, convertido hoy por hoy en el hazmerreir del fútbol colombiano.

Entonces, exijamos
Entonces, en esta tónica, es hora de que las fuerzas vivas de la ciudad -nuestros gobernantes, congresistas, los prohombres, los hinchas, la prensa, nos manifestemos ante Coldeportes y la Superintendencia de Sociedades para exigirles que de una vez por todas tomen decisiones de fondo y no dilaten ni envolaten más el proceso de liquidación de Corpereira, ya que sus actuales manejadores no se facilitan para nada y, por hoy, lo único que hacen es elegir presidentes fantasmas y cerrar las puertas del estadio para los partidos del equipo.
¿Qué es lo que pasa, por qué tanta demora, porque se tiran el balón el uno al otro incluyendo a la juez que se declaró impedida? Qué hay en el fondo que impida, ya que por otra vía no hay asomos de nada, que partiendo de la liquidación pueda la ciudad tener un representativo de fútbol digno.

Y la Dimayor, qué?
Y otro tanto para la Dimayor. Y la misma Federación. Prefieren mirar para otro lado que echarle ojo a la triste situación del Deportivo Pereira.
Doctor Bedoya, usted que vivió, estudió y se hizo dirigente con el Suramericano de fútbol de 1987 en estas tierras, tiene un compromiso moral de aportar luces, ideas y decisiones para que sacar del fango administrativo al Deportivo Pereira.

La dirigencia del fútbol colombiano no puede seguirle haciendo la ‘vista gorda’ al caso del Deportivo Pereira. La Federación y la Dimayor están en la obligación de tomar cartas en el asunto, pues que un club pierde tres partidos por WO por falta de reconocimiento o juegue los partidos oficiales a puertas cerrada, es asunto delicado que no se puede ignorar.

ocampo.jpgColumna escrita por Por Hugo Ocampo Villegas
Periodista Deportivo

 

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.