Deporte Risaraldense

“Soy Colombia”

Cuántas rabias y frustraciones se descargaron en la celebración con ese grito a todo pulmón que le salió del alma y ese puño apretado que hizo brotar sus venas, y cuánto patriotismo se desbordó en ese gesto que movió las redes sociales con la frase estampada en la cámara de televisión: “Soy Colombia”.

Fue un instante, pero su entrañable mensaje será una eternidad. Es que el risaraldense Santiago Giraldo nos movió la fibra íntima a todos los colombianos, cansados como estamos de tantas noticias negativas, de tantos escándalos de todo tipo y, en lo que a la ciudad y nosotros concierne, bueno, esa pequeña bola desplazada a la velocidad del éxito de ‘Santi’ nos hace olvidar las derrotas del lento balón de fútbol ‘matecaña’

Tanto poder de seducción tiene el tenista de la tierra que sus triunfos tienen el atractivo poder de desconectarnos de la realidad, de magnetizarnos frente al televisor. Si ‘Lucho’ Herrera nos puso a hablar de ‘pavé’, si Juan Pablo Montoya de ‘poles’, Santiago puso a muchos a averiguar que es un ‘ace’.

Santiago también nos conmociona con sus expresiones. Como cuando dijo, preguntado sobre su futuro: “El límite es el cielo”. Propio de los elegidos, de aquellos que tienen un lugar destinado para la fama. Que le van llegando fruto de su esfuerzo y dedicación, y del apoyo de sus padres y su familia. Cómo no recordar al pequeño hermanito de Carmiña, cuando la raqueta era más grande que ‘Santi’. Y qué crecida se metió.

Tan ávidos como estamos de buenas noticias, ‘Santi’ nos ha llenado con ese aire fresco que ventilan sus raquetazos limpios y cuyos sonoros triunfos son música para el óído.

Santiago en la élite del tenis
Que no quede duda alguna, Santiago Giraldo Salazar está entrando con su fina estirpe tenística en la élite del tenis mundial. Su rostro, sus ademanes, su juego, su poderoso revés no son sólo conocidos sino que ya son protagonistas de los masters 1.000.

A Santiago sólo le faltan tres cosas para quedarse en el salón de la fama del tenis colombiano: vencer un top 5, ya lo hizo con un top 8, ganar un torneo ATP –sería el segundo tenista nacional en lograrlo- y meterse entre los veinte primeros del ranking, cual ha sido su gran objetivo.

Condiciones tiene, el apoyo de un buen patrocinador como lo es Colsanitas y el respaldo de un gran equipo de trabajo. Yo no tengo duda alguna en que el pereirano llegará mucho más lejos y que muy pronto será portador no de buenas, sino de excelente noticias.

De hecho, Santiago ya tiene un lugar reservado para el salón de la fama de los 50 años del departamento, al lado del GM Alonso Zapata, de la golfista María Isabel Baena, de la arquera Sara José López y del ciclista Alvaro Mejía, aunque éste nos quedará debiendo un poco al final, pues siempre anhelamos verlo en un podio de las grandes carreras. Estuvo cerca con dos cuartos lugares en el Tour de Francia y en el Mundial de ruta.

ocampo.jpgColumna de opinión del Periodista
Hugo Ocampo Villegas 

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.