Deporte Risaraldense

Una delegación bien preparada

La otra opinión

 

He cubierto periodísticamente los Juegos Nacionales desde el año 1974. Por lo tanto, he conocido detalles de las participaciones de Risaralda en cada una de las citas del máximo evento del deporte colombiano, desde esa fecha.

Por eso puedo afirmar con certeza: nunca antes una delegación nuestra llega tan preparada a participar en los Juegos, con un respaldo económico también sin antecedentes que le permitió a un buen número de deportes, según sus proyecciones de medallas, concentrarse en el exterior y foguearse internacionalmente.

Hubo voluntad política
Hay que decirlo. Rumbo a Juegos Nacionales la voluntad del mandatario Carlos Alberto Botero López fue total. Gobernador de tres justas (2003, 2012 y 2015) fue él quien impulsó la iniciativa de celebrar los Juegos en el último año de los períodos de las administraciones seccionales. Así, el compromiso no se parte en dos gobiernos diferentes, como venía ocurriendo, sino en uno sólo.

Como en el 2012, el gobernador Botero metió la mano hondo en el bolsillo de su tesorería para destinarle recursos abundantes a la preparación de la delegación, en esta oportunidad del orden superior a los 7 mil millones de pesos. Eso se llama voluntad política, convencido como lo es Botero de las bondades de la actividad del deporte.

Todo está hecho
Como lo dijo la Secretaria de Deporte, Recreación y Cultura de Risaralda, Sandra Milena Grajales Ocampo, en la ceremonia de la entrega de la bandera a nuestra embajada deportiva: “Todo está hecho”.

Sí. Además del apoyo económico, los deportistas tuvieron a su lado un selecto y bien preparado grupo de entrenadores, de reconocido nivel en el país; a un numeroso equipo de profesionales de las ciencias aplicadas, recibieron a través de sus ligas recursos para implementación con miras a los Juegos y como se dijo, su preparación tuvo ribetes internacionales para los deportes estratégicos.

El objetivo: mejorar el botín dorado
Por todo ello hay plena certeza de lograr el objetivo de superar en número las 11 medallas de oro obtenidas en los pasados Juegos, en el 2012. Para mí ese deber ser el norte de la actuación del departamento en los Juegos, no la posición

Yo pienso que Risaralda puede bordear las 14 preseas doradas o incluso un poco más si las circunstancias de los sorteos en algunos deportes le es favorable. Y ese tope le brindaría la posibilidad de avanzar a un sexto puesto, si miramos que Bolívar ocupó esa casilla en el 2012 justamente con 14 preseas doradas. Y Fuerzas Armadas que fue el quinto, acumuló 17. Pero no será una tarea fácil. Bolívar se armó para estos Juegos con mucha plata, llevándose incluso deportistas de otras secciones como ocurrió con Daniel Pineda de Risaralda en tiro con arco.

Soy optimista con respecto a la actuación de nuestros deportistas en los Juegos. Muy poco, casi nada, les faltó Para ellos es su hora de la verdad. Y sin excusas.

 

ocampo.jpg

 

Por Hugo Ocampo Villegas
En Twitter @Hovi55

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.