Deporte Risaraldense

Dimayor descontaría 700 millones al Pereira para la Dian

Porqué Dimayor descontaría 700 millones al Pereira por pago a la Dian

Como un “baldado de agua fría” le cayó la noticia al Liquidador del Deportivo Pereira Jhon Omar Camdamil, al momento que le informaron sobre la intención de la Dimayor de descontar aproximadamente 700 millones de pesos del patrocinio que les otorga Bavaria, con el ánimo de poner al día las deudas de la Dian.

Según el Proyecto de Calificación de Créditos que todavía está por ser revisado y avalado por el nuevo juzgado que asumió el proceso (Quinto Civil del Circuito), a la Dian se le adeuda sólo pos-acuerdo, es decir, lo que dejó el anterior presidente pendiente por pagar (Alvaro López) la suma de ($ 2.239.404.000), y otros ($ 221.289.000) acordados en la restructuración; bajo el entendido que lo posterior a la posesión del Liquidador (15 de Julio de 2014) todo está al día.

Dicha comunicación le llegó al Pereira firmada por el Secretario de la Dimayor Rafael Arias, en la que se informa algo que el Liquidador asegura no ser cierto; manifiesta que según se aprobó por unanimidad en asamblea parte de los recursos del patrocinio de Bavaria se utilizarán para pagar las deudas de la Dian.

Según dice el Señor Candamil, esta misiva parece ser exclusiva para el Pereira, ya que se ha comunicado con otros presidentes y ellos manifiestan que no han recibido algo parecido y que nunca han acordado algo como se dice.

De hacerse efectiva Corpereira dejaría de recibir para el segundo semestre de 2015 algo aproximado a los 700 millones de pesos, cifra que desde el 1 de abril debió haber ingresado a las arcas del equipo.

Al respecto se maneja la hipótesis de que algunos de los expresidentes de Corpereira que actualmente están denunciados por la Dian y judicializados por el delito de Omisión de Agente Retenedor (hay 4), hicieron “lobyy” en Dimayor buscando la posibilidad de que con los recursos del patrocinio se salde o por lo menos se abone a esa deuda fiscal que los persigue desde hace varios años. Ya que dicho delito podría dar entre 4 y 8 años de cárcel, y sólo se termina cancelando la cifra adeudada.

La Liquidación congela la deuda antigua con la Dian
Como Corpereira está inmerso en un Proceso de Liquidación y la Ley 1116 de 2006, lo faculta para congelar todas las deudas sin excepción, las mismas que serán canceladas una vez sea subastado el activo que es lo más viable; o cancelado a la largo plazo en caso tal de que le regresen el control del equipo a Alvaro López, que es una posibilidad jurídica muy remota, pero que todavía no se ha definido (regresar al proceso de restructuración).

La Ley faculta a Corpereira para no pagar inmediatamente las deudas antiguas a la Dian, otra cosa es que la Dimayor lo quiera hacer por “curarse en salud”, sin importar que perjudique económicamente a sus administradores; repito bajo el entendido que las deudas a la Dian, posteriores a su designación como Liquidador están al día, lo que se adeuda son deudas antiguas. Sobre los demás clubes que no estén en restructuración o liquidación es una obligación hacer el pago, ya que no hay norma que los exima.

Tanto el Liquidador Cadamil como su asesor deportivo Duán Vásquez este martes 2 de junio viajarán a Bogotá con el ánimo de aclarar la situación, ya que según dicen ellos esos 700 millones es el recurso económico con el que cuentan para el segundo semestre, ya que la Alcaldía de Pereira no ha dado el sí a un eventual patrocinio.

Qué pasa en el nuevo Juzgado que asumió el Proceso de Liquidación
El Proceso fue remitido al Juzgado Quinto Civil del Circuito de Pereira a cargo de la Dra. Marly Alderis Pérez, sobre el cual ni siquiera ha sido avocado conocimiento, es decir, no lo han mirado oficialmente para saber de qué se trata; al interrogar al Secretario del Juzgado sobre la fecha que será analizado aduce no saber, pues tienen alrededor de mil procesos por dirimir y hay otras prioridades.

A partir del 1 de abril de 2015, comenzó a operar la oralidad del Sistema Civil en Colombia; en ese orden de ideas de los cinco Juzgados que hay, el Tercero que tenía el proceso asume todos los negocios nuevos, y el Quinto junto con el Primero recogió los viejos; se dice que de aproximados 400 procesos que tenían cada uno, acumularon un poco más de mil negocios en cada despacho. Así las cosas, se duplicó la demora del proceso.

En qué etapa va el Proceso?

A la nueva Jueza le corresponde dirimir las objeciones que se presentaron sobre la Liquidación de los Créditos, es decir lo que se determinó pagar a cada acreedor y que de pronto no quedaron a gusto. Al mismo tiempo debe autorizar el avalúo del Club para determinar su precio.

Una vez quede en firme lo que se le debe a cada acreedor, es la oportunidad para que Alvaro López solicite retornar el equipo a la Restructuración, posibilidad jurídica que otorga la Ley de Liquidación. De no ser aceptada por la Jueza, el proceso podría terminar con una subasta sobre el activo del club y la corporación sería liquidada.

Quien gane la subasta, debe conformar una nueva persona jurídica preferiblemente Sociedad Anónima, sacar un nuevo reconocimiento deportivo ante Coldeportes, y lo más importante tener el aval de Dimayor. Con el dinero de la subasta se pagarían las deudas. Según la calificación, la deuda se rebajó aproximadamente a 12 mil 500 millones de pesos.

Leonardo Castro no se puede vender

Sobre la versión que se tejió con el goleador Carlos Castro que sería vendido al exterior por una suma millonaria, vale la pena precisar que los directivos aseguran que es falsa, no hay ofertas; además la etapa del proceso no permite su venta, mientras no se haga el avalúo de los activos del club y sea aprobado por el Juzgado Quinto, la titular del Despacho, Marly Alderis Pérez, no lo aceptaría, pues todo se debe hacer conforme la ley lo manda, so pena de una sanción disciplinaria.

En aras de no negarle el derecho al trabajo se podría autorizar el préstamo, pero la venta no. Ahora bien hagamos de cuenta que se haga el avalúo, el contrato a término fijo que firmó el futbolista, tiene una cláusula de rescisión por la suma de 2.7 millones de euros, en caso de que alguien esté interesado en comprarlo, sin haber terminado el mencionado contrato; cláusula que a la postre se convierte en ineficaz dentro del contrato de trabajo, es decir, para efectos de cobrar debe hacerse civilmente corriendo el riesgo que sea declarada exorbitante, por lo exagerado en el monto.

Otra opción, una vez finiquite el contrato y el jugador decide no renovarlo y negociarse por sí mismo, lo podría hacer. Ese es el riesgo que se corre, pues está por encima el derecho fundamental al trabajo, que el derecho patrimonial de un club. La Comisión del Estatuto del Futbolista avala esa figura. Antes de que termine su contrato hay que tenerle una muy buena oferta.

El Liquidador no recibe salario mensual
Otro interrogante que surge sobre el Liquidador, del cual se esgrime que ha dilatado la liquidación del equipo, porque está recibiendo un salario mensual y a la vez se dice que no le interesa el ascenso en razón de que es más negocio tenerlo en la 1B.

Al respecto hay que precisar que el Liquidador Jhon Omar Candamil por ley no recibe salario, en el art 67 Parágrafo 2 de la Ley 1116 de 2006, contempla literalmente “Salvo en los casos en los cuales la empresa carezca de activos suficientes y se requiera un pago mínimo, la remuneración de liquidadores no podrá exceder, del seis por ciento (6%) del valor de los activos de la empresa insolvente”.

En otras palabras si se llegara a subastar el equipo como se tiene proyectado, el Liquidador recibirá hasta el 6% del total del negocio, es más la Jueza podría determinar que sea un poco menos. Si se llegara a demorar dos años la liquidación, son dos años invirtiendo, así sea en desplazamientos hacia Pereira sin recibir nada. Esto significa que es más negocio liquidar el equipo cuanto antes, pues entre más se demore pierde plata.

Por otro lado la hipótesis que se maneja en la calle de que no quieren ascender el equipo, se sale de toda lógica económica y deportiva; es evidente que si llega a la 1 Categoría, tiene un costo mayor en una eventual subasta, y si se mira con ojos de negocio, estar en la 1B devalúa el club.

 

Por: Oscar Alzate
Periodista Acord Risaralda

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.