Deporte Risaraldense

Otro empate con sabor a derrota

Nunca un partido fue tan importante a lo largo del camino de los 70 puntos y de los cuadrangulares, el encuentro frente a Tigres exigía una victoria que encaminaría y devolvería la confianza al equipo para continuar en la búsqueda del ascenso.

El inicio fue todo para los Matecañas, quienes con ímpetu demostraron la sed de victoria, siendo consecuentes con la expectativa de los hinchas que en menor número al partido contra Leones, llegaron para acompañar. A los 8 minutos de juego llegó la más clara jugada colectiva para el gol Matecaña, jugadas colectivas que hace mucho no mostraba el Pereira, hasta el minuto 20 aproximadamente, el balón era del Pereira, la intención de gol, los tiempos fueron manejados por los locales, que en varias opciones no lograron concretar.

Pasados estos minutos del arranque, Deportivo Pereira cayó en lo que venía mostrando frente a la pérdida de nivel de juego, parecía como si las ganas y las ideas se agotaran, pronto, Deportivo Pereira dejó de tener el balón en pro del gol y comenzó a ver como Tigres se imponía de a poco. Nuevamente, Juan Camilo Hernández, el jugador diferente del Pereira, pero al que también le faltó jerarquía, tuvo una gran opción desperdiciando un frentazo de cara al arco rival.

El partido, se sentía con una ligera carga emocional, desde las tribunas se pedía la victoria, vista como única opción para seguir pensando en el ascenso, para este importante partido, Craviotto usó una nómina diferente a la habitual, un planteamiento que le permitió la generación de fútbol, de acuerdo a la búsqueda del resultado positivo, sin embargo, se enfrentó a un Tigres, que aunque disminuido en cuanto a sus hombres más importantes, logró imponerse en el campo logrando manejar muy bien las opciones Matecañas, frustrando la consecución del gol. El mismo técnico de Tigres, John Bodmer argumentó en rueda de prensa que había analizado la forma en que el Pereira atacaba y fue su planteamiento, impedir el gol y buscar el empate que para sus intenciones, se convertía en un gran resultado.

Deportivo Pereira intentó por todos lados, la pelota quieta que en algún momento había sido un insumo importante les dio la espalda, de igual forma, el goleador Juan Camilo Hernández no logró meter lo que en otro momento hubieran sido goles por mil. 

Para la segunda parte, la ansiedad Matecaña fue más evidente, la intenciones de gol menguaron y comenzaron los cambios que Craviotto buscó como solución, hasta que llegó el gol de los locales, Sebastián Puerta de cabeza mandó el balón al fondo de la red, ese fue el gol más cantando y anhelado por los hinchas, pero el juez de línea determinó un inexistente fuera de lugar que el central afirmó, opacando la esperanza matecaña.

Una vez finalizado el encuentro, con un ambiente frió y un empate igual de frío, la hinchada Matecaña desató su dolor en abucheos contra el equipo, entre resignación, dolor y desespero, algunos hinchas gritaron a los jugadores “vendidos”, otros, la tomaron contra la prensa, pidiendo que no vendieran más ilusiones frente al equipo. También a la salida de Tigres y  la terna arbitral, los hinchas se expresaron arrojando cualquier cantidad de objetos., haciéndose importante la ayuda de la policía.

De igual forma, unos cuantos hinchas esperaron hasta la salida a los jugadores, siendo necesaria la presencia de la policía en la zona inmediata a la salida del estadio.

Para Óscar Craviotto, todavía está la matemática, dice que le pondrán el pecho a la brisa en estos tres partidos que le quedan al cuadrangular. El próximo partido para Deportivo Pereira, será el sábado 12 de noviembre a las 2:00 p.m. cuando visite a Tigres en Soacha.

Así está la tabla:

Equipo       Pj       Pt
1. Leones  3        5
2. Tigres    3        5
3. Bogotá   3        3
4. Pereira   3        2

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.