Deporte Risaraldense

Gran labor social de ‘Marisa’ Baena

Tomado de latarde.com El testimonio de un menor sobre su dolor de hambre, llevó a María Isabel Baena, más conocida como ‘Marisa’, a idearse un torneo caritativo de golf que le permitiera devolver algo de lo que Pereira le ha ofrecido. Todo inició en 2005 cuando conoció el trabajo de la Fundación Keyfor Colombia, liderada por colombianas residentes en Miami que trabajan de voluntarias por la niñez pobre del país.Marisa ofreció hacer un torneo de caridad con la condición de que el 20% de las ganancias fueran para Pereira, y fue entonces como en 2006 recaudaron 30 mil dólares, en 2007, 63 mil dólares y en 2008, 58 mil dólares. Este dinero es canalizado a través de la Fundación Germinando y ha beneficiado muchos niños y niñas de Tokio, el Plumón y El Danubio, quienes ya tienen un lugar donde reciben educación, alimento y sobre todo amor. Para este torneo que se hace cada año en septiembre, Marisa se encarga de toda la logística y hasta de conseguir con sus amigos los objetos para la subasta, entre ellos camisetas, bolsas de golf, palos, afiches autografiados, cuadros y todo lo que pueda interesar a los amantes del golf y las buenas causas, pues según la misma Marisa, el golf es el deporte que más dinero recauda por caridad. Para este año, un problema de cadera tiene al torneo ‘Marisa Baena’ en veremos, sin embargo, la meta de esta golfista pereirana es involucrarse en más proyectos sociales.
¿Por qué decidió apoyar a los niños, especialmente en la educación y no en el deporte?Pienso que el deporte viene a una edad mucho más adelante… creo que lo que Germinando está haciendo es muy importante porque si uno de 3 a 5 años no tiene el desarrollo adecuado empieza muy atrás, entonces es darles la oportunidad a esos niños de llegar a algo más; si no se les da este apoyo, los niños a los 5 años ya llevan un retraso.
¿Antes de Keyfor había pensando en hacer trabajo social?La cultura americana tiene gran diferencia con la colombiana y es que la gente da su tiempo, ser voluntario es parte de esa cultura.. eso me ha afectado de alguna forma… a través del mundo en el que estoy en USA el deporte que más dinero recoge por caridad es el golf, entonces cuando gané en 2005 dije que era la oportunidad para hacer lo que había querido.
¿Cómo se sintió con los niños del Danubio, cómo la recibieron?Fue increíble, porque yo mandé la plata y en el primer año entendí que se la habían gastado en otra cosa y quedé muy aburrida, cuando menos pensé me mandan unas fotos con los niños y unas cartas y dije ¡qué es esta felicidad!; el segundo año tampoco pude venir y esta vez dije tengo que ir, llevo tres años trabajando en esto… y cuando fui y vi estos niños en esa felicidad, con bombas, alegría, los miraba y me partía el alma de pensar que no tenían esa oportunidad y estarían quien sabe en dónde… y ver que les dan el desayuno, el almuerzo.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.