Deporte Risaraldense

Rubian Ospina, el maestro del Jiu-jitsu en Risaralda

Por: Juan Sebastian Henao H.

Si bien nacieron principalmente como estilos de combate dedicados a poder combatir y defenderse de agresiones y rivales, muchas de estas modalidades son consideradas un arte y un deporte que implica mucho más que el movimiento y combate sino también la asunción de unos valores como el entendimiento, aceptación, además de otorgar el debido respeto tanto a uno mismo como al combatiente rival.

La mayoría de ellas cuentan con una larga tradición y tienen un origen en la antigüedad o bien se derivan de las maneras de luchar de pueblos y culturas antiguas, aunque también se han ido desarrollando diferentes modalidades a lo largo de los tiempos.

Rubian de Jesús Ospina Henao, antioqueño de nacimiento pero criado en Pereira desde los 4 años, ha sido el pilar del Jiu- Jitsu en el departamento de Risaralda trayendo esta disciplina a la Perla del Otún en el año 2011 y formalizando la liga un año después, tras un proceso de aprendizaje importante que llevó la bandera de ‘las 14 estrellas’ a ser una de las grandes potencias del país.

Pero su camino no inició en este deporte, durante su niñez hizo parte de la Selección Risaralda de fútbol y luego conoció la lucha olímpica a los 13 años. Tras un receso de cuatro años volvió a la práctica y fue sumando sus primeras victorias que lo llevaron a ser campeón nacional en Cartagena (1994), campeón de Copa Colombia y medalla de plata en los Juegos Nacionales de 1996 en Bucaramanga.

Oscar Alejandro Cardona, un compañero de la liga risaraldense de lucha olímpica, residía en Estados Unidos donde conoció el Jiu-Jitsu que en aquel momento lideraba el brasileño Pablo Popovitch, uno de los mejores exponentes de las artes marciales en el mundo.

En un viaje a Pereira Rubian y Oscar tuvieron un rencuentro de viejos amigos y ahí, su amigo le comentó sobre su nueva aventura en este deporte y le dio algunas pautas sobre este oficio, ya en el 2010 inició su camino de aprendizaje: “Empezamos asistiendo a algunas capacitaciones en Pereira y luego me di cuenta que esto lo practicaban de forma recreativa en el Coliseo Menor en la dirección de Miller López quien también había estado conmigo en Lucha pero vi que existían ciertas falencias en el desarrollo de las técnicas y agarres por lo que decidí contactar a unos profesores en Medellín con amplia experiencia y al cabo de un año formamos la Liga Risaraldense de Jiu-Jitsu”.

“Las competencias y los seminarios fueron vitales para seguir aprendiendo y enamorándonos un poco más de esta disciplina, una de las salidas que más recordamos fue un Panamericano donde tuvimos una gran actuación, como triunfo personal fue el haber ganado dos títulos en los eventos más importantes de Estados Unidos acompañado de mi hijo David Alejandro Ospina en 2017”, puntualizó el luchador de 44 años.

Foto / Suministrada / David Alejandro Ospina (Izq.) y Rubian Ospina Henao (Der.)

En Risaralda se ha visto crecer muy buenos talentos como Alfonso Figueredo, John Isaza, Kevin Cuervo, David Ospina, Bayron Parra, entre otros; que obtuvieron figuración en distintos torneos nacionales así como los clasificatorios a Panamericanos pero por ciertas circunstancias no pudieron seguir prosperando en el deporte.

Actualmente existen siete academias distribuidas en los barrios El Poblado, el Coliseo Mayor y el Coliseo Menor además de las escuelas de formación en el programa de la Secretaria Municipal de Deporte que se concentraron en los colegios Salamanca, Arabia y Jose Antonio Galán, a la espera de abrir otro espacio en el conjunto residencial El Nogal.

Como primer cinturón negro certificado en Colombia, Rubian Ospina tiene proyectado mantener a Risaralda en el nivel más alto formando deportistas de alto nivel y que puedan salir a demostrar su talento internacionalmente, masificar el deporte en la región para ir creando un grupo sólido en lo que esperamos pueda ser el debut del Jiu-jitsu en los próximos Juegos Nacionales 2023 ya que la disciplina podría estrenarse como exhibición en los Olímpicos de Tokio.

“Tenemos grandes metas que esperamos cumplir en cuanto a competencias y crecimiento de la disciplina, para que el desarrollo de nuestros atletas sea muy completo y sigamos viendo el nombre del departamento en las primeras planas”, resaltó.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.