Deporte Risaraldense

Las cosas como son

Carlos Alberto Marín Franco
Periodista especializado en deporte

Director General
Deporte Cafetero

Teléfono: 316 618 30 57
Twitter: @Cafetero Deporte
Instagram: @Deporte Cafetero
Facebook: @Deporte Cafetero

Mateo Cano puede llegar más lejos que ‘Cucho’ y Campuzano

Este 2020 representa para el jugador la oportunidad de su vida, atrás queda el volante de la Sub 20, el deportista de Copa Ciudad Pereira y el atleta que por poco se pierde en el camino de la segunda división. Su destino no está lejos de un grande del fútbol mundial.

El partido estelar en la primera división, lo jugó frente al Deportivo Cali en el estadio de Palmaseca. Esa noche del 06 de marzo demostró la razón de suspiros del dirigente más importante que tiene Deportivo Pereira en la actualidad, que sigue confiando en su capacidad a ojo cerrado.

Los goles de Balanta, De la Rosa, Andrade y Jairo Molina, no opacaron la noche que estaba destinada para ser del volante risaraldense, la idílica instalación como referente de la máxima categoría. Sobre el final del partido, obtuvo el reconocimiento como jugador del partido y los aplausos de vallecaucanos y cafeteros que vieron en el césped del escenario deportivo, a un jugador que no tardará mucho en ser grande en primera.

Y sí, el número 10 del conjunto matecaña ha sido desde siempre ese jugador que marca la diferencia, con leves tropiezos que en el pasado pusieron en duda su proyección; pero que supo cómo superar.  El volante adelantado a la jugada, que cuando recepciona la esférica ya tiene lista la lectura táctica para descargarla, está de vuelta.

El gran futbolista que se esconde tras la ‘10’ tiene los elementos suficientes para seguirle los pasos e incluso superar a las últimas perlas del Deportivo Pereira. Jorman Campuzano, hoy jugador de Boca Juniors, y Juan Camilo Hernández, futbolista del Getafe.

Credibilidad al interior del grupo, confianza del cuerpo técnico y un total respaldo a su trabajo desde la dirigencia deportiva; alicientes necesarios para ser respetado, pero no suficientes para ser memorable. Lo otro, ese adicional para llegar a la élite, dependerá de su cabeza.

El Mateo Cano de la actualidad evidencia aplome, compromiso, seriedad y en medio de las bromas a sus compañeros, un futuro más que prometedor. No fue el gran jugador de la segunda división; pero asiste sus habilidades para brillar en la A.

En conversaciones con el deportista, no se refleja un interés directo por el fútbol europeo, sus objetivos a corto plazo se orientan a salvar la categoría y trabajar por la clasificación a un torneo internacional. Lo que hace que en su interior exista un grado de consciencia sobre lo que significa el paso a paso, producto de su madurez.

Cano en el presente representa tal vez el valor agregado más importante que tiene el equipo dentro de la cancha; pero solo será él y el destino los que determinen hasta dónde es capaz de llegar.

Fotografías / Pablo Bohórquez

PUBLICADA EL 22 DE AGOSTO DE 2020