Deporte Risaraldense

Samir… el relevo de la natación

El almuerzo de Samir Júnior Franco Herrera tiene que ser “a las carreras”, para que le quede algo de tiempo y así poder cumplir con las tareas del colegio, al que llega muy temprano en la mañana y del que está de regreso a su casa hacia la 1:00 de la tarde.
Después de alimentarse y antes de llegar a las piscinas, dispone de dos horas en las que cumple con sus deberes de estudiante de 9º. Grado del colegio Cooperativo de Pereira.

Tiene 14 años (21 de junio de 2001), de los cuales diez ha pasado en las piletas de la villa olímpica, a las que llegó porque su hermana Daniela ya era una avezada practicante de los 200 metros mariposa.
La natación, en consecuencia, ha sido su único deporte, y en el que se proyecta como una figura de la natación risaraldense, dados sus recientes resultados.

En Bogotá, durante la final de los Juegos Intercolegiados Supérate 2015, se colgó seis (6) medallas: Una de oro en 100 metros libres (58 segundos, 16 centésimas); cuatro de plata en 50 y 200 metros libres, 50 mariposa y 100 espalda, y una presea de bronce en el relevo de 4 x 50 metros.
Sus pulmones y sus brazadas ayudaron al balance general de la natación risaraldense, que en estas justas sumó 17 medallas: 1 de oro, 8 de plata y 8 de bronce.

Samir, orientado por el profesor Israel Rodríguez, había ganado este año 5 medallas de oro y 1 de plata en el Interligas, y el año pasado en estos mismos Juegos Supérate sumó 2 platas y 2 bronces, que le valieron para salir por primera vez al exterior, como integrante de Colombia en los Suramericanos Escolares, en Brasil.

Ahora tendrá la oportunidad de repetir su experiencia internacional como representante de Colombia en los Escolares de Paraguay, en noviembre próximo.
Hijo de un profesor de matemáticas del colegio Byron Gaviria y de una directora administrativa de una empresa privada, este jovencito anhela ir a Juegos del Pacífico y representar a Risaralda en los Juegos Nacionales.
“Nadar en Bogotá es muy difícil, primero porque el nivel competitivo es alto, y segundo por la altura, ya que los profesores me explican que es más difícil obtener oxígeno, entonces uno se ahoga y requiere hacer más esfuerzo”, comenta quien admira a Michael Phelps, y quien aparte de la natación también juega fútbol… solo en consolas.

Nota periodística: Orlando Salazar Zapata

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.