Deporte Risaraldense

Carlomán Arias, una vida de entrega al deporte

El actual presidente de la Liga Risaraldense de Judo, Carlomán Arias Cardona, lleva 46 años trabajando en el deporte regional, específicamente en el yudo, y hace poco obtuvo el Grado VI DAN en su disciplina.

El origen

En principio se sumergió en el yudo como deportista, allí se formó y compitió durante su niñez y adolescencia; años más tarde se puso el uniforme de árbitro, y tiempo después, luego de haber hecho las veces de entrenador, Carlomán decidió continuar su trayectoria como directivo; siendo miembro del Consejo Ejecutivo de la Selección Colombiana de Yudo, presidente de la Liga de Caldas y, actualmente, de la Liga Risaraldense.

Es caldense de nacimiento, pero asegura que su corazón es pereirano, esto debido a sus 26 años de estadía en La Perla del Otún; pues por motivos laborales tuvo que salir de Manizales, ciudad que lo vio crecer y formarse como profesional en el área de la economía.

Todo un profesional

Aparte de su pasión y trayectoria deportiva, Carlomán no descuido su vida académica. Economista de profesión, graduado de la Universidad de Caldas, ha trabajado en el sector público como director financiero administrativo del ICBF, jefe de planeación y jefe de bienestar universitario en la Universidad de Caldas, y en el sector privado ocupó el cargo de director de oficina de Coomeva en la ciudad de Manizales; posteriormente se desempeñó como gerente regional del Eje Cafetero del Grupo Empresarial Cooperativo (Coomeva) cargo que ocupa hace 24 años.

 Además, cuenta con dos especializaciones, una en Gerencia de Empresas Públicas de la Universidad de Caldas, también es Especialista en Mercadeo de la Universidad de Manizales, y en los últimos años se ha desempeñado como docente universitario en la Universidad Libre Seccional Pereira.

Un servicio social

Con mucho orgullo y propiedad, Carlomán define sus años de entrega, colaboración, compromiso y lucha con el yudo, como un servicio social que, según él, todas las personas deben realizar a lo largo de sus vidas y sin el cual no estarían llevando a cabo su misión más importante en su paso por el mundo.  

“Creo que, a través del deporte, concretamente el yudo, podemos formar mejores personas, mejores ciudadanos y por supuesto muy buenos deportistas para el departamento de Risaralda”, afirmó Carlomán.

Su distinción

En el año 2020 y pese a la pandemia causada por el Covid-19, Carlomán consiguió el Grado VI DAN, distinción importante en el yudo; este lo posiciona en un nivel muy alto teniendo en cuenta el hándicap deportivo. Dentro de las artes marciales existen diferentes niveles de complejidad, dichos niveles se reflejan en los cinturones que se les otorgan a los deportistas y que no solo tienen la función de ajustar el yudogi (uniforme de competencia), sino que además sirven para distinguir en qué rango de aprendizaje se ubica el yudoka.

Los primeros rangos o cinturones se denominan Kyu, término que se traduce al español como alumno, y se clasifican en seis:

Cinturón blanco: rokyu. Cinturón amarillo: gokyu. Cinturón naranja: yonkyu. Cinturón verde: sankyu. Cinturón azul: nikyu. Cinturón marrón: ikkyu.

Después de que un yudoka haya superado estos seis niveles de formación, vienen los grados DAN, a estos se les catalogan como escalones o niveles, y se refieren a la categoría de maestro o profesional. Los colores del cinturón para los grados del DAN en el yudo, son:

  • Cinturón negro: 1er DAN – Sho Dan
  • Cinturón negro: 2º DAN – Ni Dan
  • Cinturón negro: 3er DAN – San Dan
  • Cinturón negro: 4º DAN – Shi Dan
  • Cinturón negro: 5º DAN – Go Dan
  • Cinturón rojo-blanco: 6º DAN – Roku Dan
  • Cinturón rojo-blanco: 7º DAN – Shichi Dan
  • Cinturón rojo-blanco: 8º DAN – Hachi Dan
  • Cinturón rojo: 9º DAN – Kyu Dan
  • Cinturón rojo: 10º DAN – Ju Dan

                                                                                                      Estadísticas tomadas de YudoTube

Teniendo en cuenta dicho orden jerárquico, Carlomán se encuentra ahora portando el cinturón negro en el Grado VI DAN – Roku Dan; posicionándolo como un gran referente para todos los miembros del gremio deportivo no solo a nivel de Risaralda, sino también a nivel nacional.

Cosechar grandes frutos

Lo que le depara el futuro a Carlomán es incierto, pero él es un fiel creyente de que el trabajo, la dedicación y las buenas acciones le traerán grandes resultados, y por consiguiente el gremio deportivo regional podrá seguir avanzando en la búsqueda de mejorar las vidas de las personas, y en especial la de los deportistas; Arias confía en que poco a poco irá recogiendo los frutos que desde hace más de cuatro décadas ha venido sembrando en pro de toda la sociedad cafetera, pues, desde que comenzó su formación profesional está convencido de que: “el deporte es capaz de congregar las comunidades de una manera maravillosa, como ninguna otra actividad”.

Por: Alejandro Camargo-Estudiante Comunicación Social-Periodismo Universidad Católica de Pereira

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.