Deporte Risaraldense

NO SOMOS NADA

Por respeto a los lectores que cada semana apoyan estas palabras y dan sugerencias e inician importantes debates en facebook, sobre todo cuando se habla de Deportivo Pereira, una vez más escribo para hablar de la nada, porque la verdad ya no existimos.

Bogotá, Rionegro y Barranquilla ya saben que tendrán un fin de semana libre, que no tendrán que aguantar largas horas de viaje, ni sudar en la cancha, contra el Pereira ya ganaron tres a cero, como ya lo hizo el América, que ya se da el lujo de jugar con suplentes y se prepara para un amistoso frente al Atlético de Madrid.

Es más, los jugadores de Bogotá celebraron el día de la madre en casa, con un ajiaco, sancocho, y una que otra cerveza. Y bueno los jugadores, o tal vez exjugadores del Pereira, a lo mejor desde el viernes han celebrado con los ahorros que tienen en sus sitios preferidos, la Circunvalar o la Badea.

El sábado en la noche observé la final del ascenso en México entre el León y Correcaminos, donde actuaron los colombianos Burbano y Loboa para los locales, un encuentro de segunda división con cara de primera, en un estadio mundialista, con más de 40 mil hinchas vestidos de verde, los colores del León.

Sentí sana envidia, una final espectacular, el León ganó 5 a 0 y logró el ascenso después de 10 años, familias enteras celebraron en el estadio, y algunos jugadores contaron que hace años sufrían en las tribunas como hinchas viendo al equipo perder en segunda, y que ahora en la cancha se habían quebrado la madre por regresar a su equipo a primera.

Eso era lo que podíamos vivir, el Hernán Ramírez lleno, enfrentando al América en la final del ascenso, con varios pereiranos en la cancha con ganas de devolverle la alegría a los hinchas que aman al equipo más sufrido de Colombia, gritando en medio de lágrimas un gol, abrazando a papá o a mamá, a los parceros, a cualquier hincha que quisiera celebrar el regreso a primera.

Sin embargo, ya no somos nada, no hay reconocimiento, no hay claridad, todo es oscuro, se agotan las esperanzas. Tristemente y así a nadie le guste, lo mejor es dejar morir el actual proceso dignamente, y que pueda nacer el Atlético Pereira, Real Pereira, Depor Pereira, que se yo, algo así como el nuevo América S.A. y tengamos un equipo para buscar el ascenso o para jugar en primera, eso es mejor a tener nada, y a sufrir sin ni siquiera jugar.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.