Deporte Risaraldense

¿Tijeretazo al deporte?

Parecía ilógico, pero sucedió. Cuando el deporte de Risaralda pasa por su mejor momento, con resultados extraordinarios en el plano nacional e internacional, recibe como un ‘baldado de agua fría’ la modificación a los recursos de la Estampilla Pro Desarrollo, destinados, en un 50 por ciento, a infraestructura deportiva.

Fue como haber perdido un partido de fútbol 9-3, tras la aprobación del proyecto de ordenanza (016). Ahora la Estampilla Pro Desarrollo será de libre destinación para el deporte, la educación y el saneamiento básico, al ‘gusto’ del gobernante de turno.

Antes de hacerle el quite, el deporte necesita de un mejor respaldo económico, nuevas entradas y proyectos que lo fortalezcan y permitan mantener procesos serios y estructurados, con todas las garantías en su infraestructura para un mejor desarrollo.

Solo por mencionar dos ejemplos: el tiro con arco y el atletismo son dos de las disciplinas locales que piden a gritos un escenario digno para su práctica.

Nadie puede negar el apoyo del gobernador de Risaralda, Carlos Alberto Botero, al deporte local y así lo demuestran los resultados. Nuestros atletas han dejado la bandera del Departamento en lo más alto, en eventos nacionales e internacionales y merecen mejores espacios. Antes de seguir dando muestras de avance, parece que se estuviera retrocediendo. No se puede ‘borrar con el codo lo que se hace con la mano’ y mucho menos darle un ‘golpe’ económico al deporte local cuando pasa por su mejor momento.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.