Deporte Risaraldense

En el último minuto Águilas salvó el empate

El partido de vuelta será el próximo martes a las 6:30 p.m., donde se conocerá el clasificado a la siguiente fase.

Águilas Pereira empató 1-1 en el estadio Hernán Ramírez Villegas ante Emelec de Ecuador en el partido de ida de la primera fase de la Copa Total Sudamericana. El compromiso de vuelta será el próximo martes, donde se definirá el clasificado a la siguiente ronda.

Con una aceptable presencia de aficionados, las Águilas recibieron al campeón ecuatoriano y dejaron la serie abierta. Un gol de Ángel Mena, al minuto 40 de la primera parte, le permitió al visitante abrir el marcador a su favor. Sin embargo el conjunto local pudo empatar en el último minuto gracias a un cabezazo de Diego Álvarez.

Águilas - Emelec (3)
El primer tiempo transcurrió sin peligro sobre las porterías contrarias, ni mayores acciones de riesgo. Águilas, que sufrió en defensa por la ausencia de Samuel Vanegas, trató de abrir espacios y generar peligro, mientras que Emelec se mostró seguro y práctico en su forma de juego.

Hasta que llegó una jugada de pelota quieta. Pedro Quiñónez levantó un tiro libre desde el sector izquierdo y el más pequeño, Mena, se levantó entre los centrales y de cabeza logró meter el balón al fondo de la red.

Partido de toma y dame
La segunda mitad se jugó con algo más de intensidad. Águilas Pereira salió a buscar el empate, pero Emelec mantuvo su orden en cada una de sus líneas y no se encerró atrás, al contrario, intentó aumentar el marcador a su favor, manteniendo su orden defensivo.

Águilas - Emelec (2)

El conjunto de Pereira sacó lo mejor de su fútbol ofensivo y estuvo cerca del empate gracias a un remate del argentino Silvio González y las constantes llegadas de Edinson Palomino. Cuando el partido ya estaba por finalizar, Diego Álvarez, tras un tiro de esquina, cabeceó un balón y puso el 1-1 final. Todo se definirá en el duelo de vuelta.

La gente apoyó a las águilas
La Tarde llegó una hora antes del inicio del partido, cuando apenas se veían los hinchas del Emelec que habían llegado en tres buses desde Guayaquil, Ecuador. Con el caer del día los alrededores del Hernán Ramírez Villegas empezaron a tener otro color, otra vida.

Grupos familiares y muchas mujeres, acompañadas de su pareja, padres o hermanos. Muchos venían con la camiseta de la Selección Colombia o del Deportivo Pereira, pero, algunas personas, incluso, llegaron con la camiseta del nuevo equipo de la ciudad. No es algo que deba aterrar, pero en los últimos partidos de la Águilas no se habían visto esos colores, y no se había visto, realmente, una cantidad importante de personas en el estadio.

Águilas - Emelec (1)

Las actitudes opiniones de los aficionados al fútbol que se hicieron presentes fueron diversas. Todos estaban expectantes y emocionados de tener un partido de envergadura internacional en la ciudad, pero había sensaciones encontradas respecto del equipo tradicional de Pereira, el que se supone debería representarnos ante el mundo.

Las graderías lucieron un poco vacías en principio, pero se fueron vistiendo de color con el correr de los minutos. Los aficionados estuvieron silenciosos, reprocharon las decisiones del árbitro que iban en contra de los intereses del equipo local, y aplaudieron cuando lo sintieron necesario. Fue hasta el minuto 35 que se escuchó el primer grito de: ¡Águilas! ¡Águilas! De ahí en más la gente se animó, y hasta sufrió con el equipo.

Águilas - Emelec (5)


Cortesía periódico La Tarde 

 

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.