Deporte Risaraldense

“Estar en casa desafía el cerebro de los deportistas”

Por: Carlos Marín (Comunicador Social y Periodista)

El aislamiento preventivo obligatorio para prevenir el contagio masivo del virus Covid-19 en Colombia, trajo consigo grandes retos para el gremio del deporte, en especial para los atletas que han tenido que cambiar sus rutinas de entrenamiento, sus planes de trabajo.

Sebastián Castillo es Licenciado en Educación Física, egresado de la Universidad de Caldas; además es Psicólogo de la Universidad de Manizales. En la actualidad busca colaborar con el sistema regional del deporte, haciendo sus aportes a través de vídeos explicativos en sus medios sociales.

El impacto de sus publicaciones llega hasta Risaralda y Quindío, departamentos que también han asumido la cuarenta con sus actores del deporte, tanto entrenadores como deportistas.

Una de las pasiones de este exdeportista de alto rendimiento en Triatlón y Fútbol Sala, tiene que ver con la Psicología Deportiva, rama en la que ha visto un campo de acción poco explorado en el Eje Cafetero.

Lo primero que recomienda Sebastián es conocer el cerebro: “Es muy importante ser conscientes de cómo funciona nuestro cerebro y de qué manera lo estamos trabajando para ser unos deportistas más completos y que nuestro rendimiento sea óptimo”.

Entre sus vídeos pedagógicos, comparte que el cerebro ha tenido una evolución desde una perspectiva biológica, mencionando tres cambios significativos de este importante órgano del sistema nervioso, donde habla del cerebro reptiliano (cerebro instintivo), cerebro límbico (cerebro de las emociones) y el cerebro neocórtex (Cerebro que diferencia al humano de las demás especies).

“El reptiliano se encarga de cuidar energía y cuidar nuestros automatismos; el problema de estos hábitos es que no nos llevan a cumplir objetivos, en la mayoría de los casos estos automatismos están dirigidos a una zona de confort. Para el reptiliano sería ideal que nosotros solamente respiráramos, comiéramos, durmiéramos, nos reprodujéramos”, añadió el licenciado.

Foto / Suministrada

Luego en el cerebro límbico, “Es recomendable como deportistas y personas tener buena inteligencia emocional, aprender a regular nuestras emociones, esto se hace a través de la atención plena o consciente, que puede ser con técnicas como la Meditación, el Yoga, el MindFulness, etc…”.

“Por último hablemos del Neocórtex, de cómo podemos ser cada vez más inteligentes y fortalecer esta parte para contrarrestar esos automatismos o hábitos que nos alejan de los objetivos. A través del deporte, de la lectura, el estudio, de adquirir nuevos aprendizajes, que las neuronas se adapten de la mejor manera a las situaciones (…) Como podemos ver tenemos tres cerebros en función de uno”, relató.

Ahora con la emergencia sanitaria en el mundo, los atletas están obligados a convivir en sus hogares con los planes deportivos, un reto para el Psicólogo, ya que cambia por completo las rutinas y “los saca de una zona de confort para poner en desafío al mismo cerebro”.

“Salen de su día a día, de su entrenamiento natural en campo; esto se trata de desafiar el cerebro, llevarlo a otro ambiente, otro uso de materiales, ser creativos, buscar un espacio dentro de la casa (…) Desafiar el cerebro, genera nuevas conexiones neuronales. Esto también prepara a los deportistas para cuando lleguen a una competencia y se presenten momentos que no hacen parte de la situación, para que el cerebro de adapte rápidamente, no se frustre y reaccione”, complementó Castillo.

Para este ex-atleta una estrategia que pueden emplear los deportistas desde sus rutinas en casa, radica en ser conscientes de sus pensamientos. “Ser conscientes sobre qué estoy pensando antes del entrenamiento, durante el entrenamiento y después de este, para evitar automatismos que perjudiquen la realización de los ejercicios físicos”, agregó.

Foto / Suministrada

El entrenamiento del cerebro también involucra el trabajo de los entrenadores, para este manizaleño se está creando una necesidad en el campo, pues quienes orientar los procesos ya pasan a ser formadores.

Esto invita a que los entrenadores tradicionales además de promover el trabajo físico y la comprensión del conocimiento táctico, empiecen a usar herramientas que permitan a los deportistas reconocer la importancia de lo que están haciendo en esferas familiares y sociales.

Ahora que los atletas están en casa, recomienda orientarse hacia pensamientos positivos, entender que hay un desafío para sus cerebros donde pueden lograr “flexibilidad cognitiva”, para adaptarse a las nuevas necesidades, a una nueva situación. Ver películas, leer, adquirir nuevos conocimientos, “hacer eso que en otros momentos no pudimos hacer por falta de tiempo”, expresó.

Querer, creer y hacer, tres verbos que para el profesional deben hacer parte del día a día de los actores del deporte. Estos buscan que haya un reconocimiento, el confiar en las capacidades propias, para luego emprender el camino de la acción.

“Le pido a los deportistas que tengan mucha motivación en esta situación, sé que a veces será difícil, no es lo mismo estar entrenando en la casa que estar afuera, con sus compañeros. Sé que puede ser maluco el encierro; pero es por un bien mutuo. Yo espero que estos conocimientos les aporte, les sirva”, concluyó Sebastián Castillo.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.