Deporte Risaraldense

Jhon Henry sueña sin límites

 
Por Julián MuñozCortesía latarde.comJhon Henry es caddie de tenis, practica taekwondo y hapkido y se encuentra terminando sus estudios de secundaria. Un ejemplo.Jhon Henry Agudelo Arismendi, Junior como lo llaman sus amigos, refleja carácter en su rostro, metas claras y ganas de salir adelante. Está dispuesto a luchar por sus sueños y no tiene límites.
A pesar de no tener sus dos brazos completos desarrolla todo tipo de actividades de manera normal. “La verdad es un ejemplo para nosotros”, dice uno de sus compañeros.
En las mañanas es caddie de tenis en el Club Campestre de Pereira, donde es apoyado por la Fundación Gloria Restrepo de Mejía, en las tardes practica taekwondo y hapkido, y en la noche termina sus estudios de secundaria.
Hace dos meses llegó a la Fundación del Club proveniente de Cartago (Valle del Cauca). Sus condiciones sorprendieron al instructor de tenis Mauricio Buriticá, quien no dudó en dejarlo como caddie.
“Me siento bien, relajado, ya no me dan tantos nervios como antes porque de pronto se me torcía la bola para tirarla”, afirma Henry, de 15 años edad.Desde pequeño practica las artes marciales, tuvo la oportunidad de representar al país en un Campeonato Mundial en Suiza, pero por falta de recursos económicos no pudo asistir. “Es el deporte que siempre me ha gustado y sueño con ir a una olimpiada”.
Nunca se rindeCuando tenía siete años de edad perdió sus dos brazos. “Eso fue en Cali, elevando una cometa, se me enredó en unas cuerdas y por tratar de bajarla sufrí el accidente”, así recuerda dicho episodio de su vida Jhon Henry.
Este jovencito nunca se rindió y por el contrario su fortaleza mental creció. “Mi mamá pensó que yo no iba a hacer nada, pero yo le dije que saldría adelante”. Como si se tratara de una promesa escrita en lo más profundo de su corazón, Junior cumplió su palabra. “Nunca pensé en rendirme, solo en seguir”.
Ahora quiere convertirse en un caddie profesional y llegar a unos Juegos Olímpicos como practicante de taekwondo. Su vida transcurre sin obstáculos, la palabra limitación no existe en su mente, es un joven enamorado de la vida y un vivo ejemplo de superación.
Jhon Henry vive en Cartago, Valle del Cauca y todos los días viaja hasta el Club Campestre de Pereira para desarrollar su labor como caddie de tenis.
DatoLa Fundación Gloria Restrepo de Mejía trabaja con caddies de golf y tenis y su único propósito es ayudarlos a crecer en el campo profesional.

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.