Deporte Risaraldense

Las Águilas Doradas ganaron en Bogotá y mantienen el invicto

El equipo ahora piensa en la Copa Sudamericana.

Por la quinta fecha de la Liga Postobón, Águilas Doradas Pereira se enfrentó a Fortaleza, el equipo de Zipaquirá que ofició como local en el estadio de Techo de Bogotá.

El cotejo fue carente de emociones en la primera etapa. Ambos equipos estuvieron bien parados durante los primero minutos y con una férrea marca en la mitad del terreno lo que decantó en un juego táctico, de estudio y lento.

Tanto Alexis García como Jorge Luis Bernal se preocuparon mucho por no perder ni desarmar la figura táctica que les representaba mantener en cero su arco.

Es un hecho que el equipo de Pereira no viene jugando bien, lo ha demostrado en los últimos compromisos que ha disputado, ante Jaguares, Uniautónoma y Junior. En esos juegos se ha visto un onceno dubitativo, sin claridad en la zona de gestación, en parte debido a la intermitencia del jugador llamado a la tarea de armado: Cleider Alzate.

Johan Fano también ha estado en bajo nivel, sin finura a la hora de atacar el balón, y por momentos ansioso.

Este tipo de partidos cansinos y aburridos no son un problema de las Águilas, es un problema crónico del fútbol colombiano en el que la especulación termina ganándole al buen juego.

Juan Gilberto Núñez, fue el jugador que tuvo las opciones de abrir el marcador para Fortaleza, pero cuando no estuvo en fuera de lugar fue la mala definición lo que le negó el gol.

Las llegadas de este jugador, en parte, se dieron gracias al mal retroceso que tuvieron las Águilas en algunos pasajes del juego.

Para la segunda mitad

El experimentado equipo de Alexis García perdió un poco de su veteranía y, por consecuencia, presencia en la mitad del terreno con la salida de Gerardo Bedoya y el “Conejo” Jaramillo. Con esta gabela, el equipo de Bernal , con Palomino como estandarte, explotó la situación.

Hay partidos que ganan y pierden los técnicos, en este, García tomó malas decisiones que terminaron influyendo en el resultado.

El juego fue un poco descontrolado y atropellado, a los equipos les costó encontrar el ritmo y se vieron torpes en el inicio del complemento. Con el pasar de los minutos el conjunto de Pereira se fue acomodando y con velocidad de Édinson Palomino aprovecho para atacar en contragolpe, dado que el equipo local había perdido su filtro en la mitad.

Palomino desequilibrante

El jugador cartagenero fue el más incisivo el más punzante, el más rápido. Fue el que provocó las falta que derivó el gol y el que con su movilidad desarmó la defensa local.

Palomino no tuvo un buen primer tiempo, pero en el tiempo de cierre despertó y fue gracias a él, en gran medida, que su equipo terminó consiguiendo los tres puntos. Fano estuvo desconectado.

 

Cortesía Periódico La Tarde 

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.