Deporte Risaraldense

Dennís Darío, pasión y lucha por el béisbol de Risaralda

Fotos: Tomadas Facebook Oficial Liga Risaraldense de Béisbol.

Dennis Darío Correa Pescador es el entrenador y presidente de la Liga Risaraldense de Béisbol, ha estado a la cabeza de este deporte en el departamento de las catorce estrellas desde 2011.

Actualmente, Darío Correa tiene 54 años, y lleva 41 de esos, dedicándolos al deporte de la pelota caliente. Es oriundo de la ciudad de Cali, y a sus 7 años comenzó a jugar el béisbol. Su pasión por este deporte se debe a que su papá era jugador profesional de fútbol y llegaba a su unidad deportiva en Cali a jugar, y lo llevaba  a él, que era el hijo mayor a que lo acompañara, pero a Darío Correa le llamó más la atención el béisbol y fue apoyado por su familia para que entrenara el béisbol en las escuelas de la sucursal del cielo, entrenó desde los 7 a los 13 años.

La posición en  que se destacó en el béisbol fue como pitcher, o lanzador, que es el jugador número 1. “Casi no bateamos, ahora solo he estado jugando softbol juego también como pitcher, que es en lo que me divierto jugando”. A pesar de que ya no juega por su edad, lidera los procesos del Béisbol en Risaralda.

Hoy por hoy, es un hombre de 54 años con dos hijos, que tuvo con su esposa que es pereirana. Su hija mayor es abogada, tiene 29 años y su hijo menor tiene 27 y vive en Europa. Correa llegó de Cali a Pereira hace 38 años.

Cuando llegó a la ciudad de Pereira, él ya traía el béisbol en las venas y empezó a jugarlo aquí, en sitios de la Universidad Tecnológica, y en un potrero que había en el barrio Primero de Febrero, donde hoy ya hay unidades deportivas formales.

 “Algunos amigos y yo empezamos a jugar en el estadio de béisbol de Pereira, pero unas personas de fútbol nos empiezan a sacar de allí y los líderes que teníamos en ese entonces no tenían documentos de la liga,  finalmente nos sacaron y nos recluimos en el Parque de la Pradera a jugar softbol, porque la bola de softbol avanza menos y no hace daños en un campo reducido como es un campo de fútbol”, dice Dennís.

El nacimiento de la Liga

Después de muchos años en los que Darío se resignó a estar jugando softbol, su grupo de amigos y él se propusieron recuperar el estadio de béisbol.

Darío Correa estudió derecho en la Universidad Libre, y siendo estudiante se dedicó  a estudiar las leyes que tenían que ver con actividades deportivas, interpretó la ley con sus compañeros, quienes se colocaron en la tarea de cumplir con los requisitos que es crear  tres grupos y tres clubes, además de radicar  documentos legales que posteriormente enviaron  a la Gobernación, después a Coldeportes y ahí inicia la historia en 2011 de la Liga Risaraldense de Béisbol con reconocimiento deportivo, con el que pudieron empezar a presionar a las autoridades municipales de acuerdo al artículo 70 de la ley del deporte en Colombia, que dice  que las únicas entidades territoriales encargadas de construir, administrar y mantener los escenarios deportivos son las alcaldías.

Según Correa, esta larga odisea con las batallas jurídicas sigue, su posición es que, “en el caso del Diamante de Béisbol, que lo tiene Cordep violando la ley, se ha llevado la parte política con demandas, denuncias en todas partes, en la Procuraduría, en las personerías, en las inspecciones, siempre siguiendo el debido proceso”.

Masificación

Pero los temas de carácter jurídico no son las únicas cosas que suceden en este deporte, Darío Correa ha llevado a cabo el proceso, pero sin dejar a un lado la enseñanza y la masificación del béisbol, que es algo que lo caracteriza, ya que sueña con que el deporte que tanto lo apasiona crezca y llame la atención de más personas.

Lleva ya 11 años en el barrio El Dorado enseñando béisbol, 9 años en la institución educativa Jesús María Ormaza siendo instructor de béisbol en primaria a través de la figura que se llama apoyo a los profesores de primaria en las horas de educación física. “Esto ha venido impactando tanto, que hoy, virtualmente, atendemos 5 grupos de enseñanza del Jesús María Ormaza, un grupo de primaria de Ciudadela Cuba, dos grupos de primaria de la institución educativa El Dorado”, dice Correa.

También ha manejado una escuela de béisbol en el parque recreacional El Oso de Cuba durante 7 años consecutivos, y en el barrio El Dorado se encuentra el Club Osos, que es la más fuerte de Pereira, según él.

En este momento, ese proceso de masificar el béisbol, ha pasado a ser de carácter regional. En el eje cafetero  su grupo está  asesorando la creación de clubes en Armenia, en Circasia y en otras zonas del Quindío y también  en la ciudad de Manizales.

 “La idea es que cuando nos entreguen el estadio de béisbol sigamos masificando el deporte y que nos vaya muy bien en los Juegos Nacionales, y luego de eso, que el estadio quede para los beisbolistas del eje cafetero, norte del Valle y Caldas, esa es la historia de nuestro béisbol.  

Proyecciones

Frente al futuro del Béisbol en el departamento, se espera el Campeonato Nacional Sub 15, que contará con los deportistas que participarán en los Juegos 2023, este campeonato Sub 15 sería el escenario para inaugurar el Estadio de Béisbol de Pereira, en julio de 2021, ya que, según el Secretario de Deportes Municipal, para esa fecha estarán listos los escenarios deportivos con el objetivo de que cuando lleguen los Juegos Nacionales esté todo listo y sin inconvenientes.

Basándose en eso, la liga también hace planes para que en 2022 se reciba el Campeonato Nacional de mayores eliminatorio para los Juegos 2023, donde clasifican 7 selecciones, porque Risaralda ya tiene su cupo, debido a que en el béisbol, el departamento que es sede no tiene que buscar la clasificación. En total serían 8  los equipos que disputarían los Juegos en el Eje Cafetero.

Esto trae grandes expectativas en la Liga de Béisbol. “Ese es el plan de trabajo en los siguientes años, cumpliendo el ciclo de Juegos Nacionales. Espero que Dios me de salud para ver un partido de béisbol profesional en el Estadio de Béisbol de Pereira y ese sueño está cerca porque las eliminatorias en 2022 y los Juegos en 2023’’, dijo el Presidente de la Liga.

Al hablar sobre los Juegos Nacionales, Correa, coloca una apuesta alta para representar a Risaralda en las justas: ‘’ la tengo clara, busco mínimo cuarto puesto en Juegos Nacionales. Y la principal tarea es recuperar el estadio de béisbol para mantener las escuelas allá, las escuelas de béisbol’’.

Por otro lado, se busca sembrar una nueva generación de técnicos de Risaralda, se tienen deportistas que llevan procesos de 10 años y que se van a poner la camiseta verde para representar al departamento. Además, el béisbol está en un buen momento, por el tema de que los muchos venezolanos que hay en el país, ‘’ellos saben mucho de béisbol, juegan mucho béisbol, son muy buenos beisbolistas y tenemos la expectativa de aprenderles todo lo que se pueda mientras estén aquí en Colombia y a los que se queden tenemos que rodearlos y absorberles todo ese amor que ellos le ponen a este deporte, que es parecido al que nosotros le tenemos a fútbol’’, dijo Darío Correa.

Por: Diego Vélez-Estudiante Comunicación Social Periodismo Universidad Católica de Pereira-Capítulo de Aspirantes Acord Risaralda.

One Comment

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.