Deporte Risaraldense

Futuro de la Bolera tendrá compás de espera de 60 días

La Bolera Pública de Pereira seguirá funcionando durante estos dos meses, mientras se llega a un acuerdo entre las partes involucradas en el conflicto.

Un ‘respiro’ tomaron los bolicheros de Risaralda con el plazo de dos meses que dio Comfamiliar Risaralda para solucionar la situación de la Bolera Pública, la cual tenía que ser cerrada hoy, a las 3:00 de la tarde, a raíz de una orden judicial de desalojo por una deuda de arrendamiento que tiene la Liga con dicha entidad, dueña de la infraestructura.

“Tenemos todas las condiciones para encontrar una solución, en horas o en días, pero en un tiempo máximo de dos meses. La voluntad, el diálogo y la comunicación tienen que llevar necesariamente a encontrar soluciones, aún con las exigencias legales que todos tenemos”, señaló Maurier Valencia, director administrativo de Comfamiliar.

La familia del bolo risaraldense estaba en incertidumbre ante el posible cierre. “Este es un ‘matrimonio’ que hay que cuadrar, echar para adelante y la bolera no le puede quedar grande a Pereira”, comentó Pedro Iza, presidente de la Liga.

Valencia, en reunión con los actores implicados y la prensa deportiva, explicó todo el proceso desde que Comfamiliar invirtió en la Bolera para la realización de los Juegos Bolivarianos 2005. Desde ese momento se firmó un comodato de cinco años con el municipio de Pereira, dueño del lote, el cual sigue vigente.

Comfamiliar administró el escenario hasta el 2010, entregando utilidades a la Liga y la Federación por 120 millones de pesos, y luego se lo cedió a la Liga con un contrato de arrendamiento de 3 millones de pesos mensuales. “No nos pasaron un solo peso desde ese día”, dijo Valencia. Los órganos de control ya ha hecho referencia a esa deuda en repetidas ocasiones, por la cual, la Caja se vio en la obligación de acudir a la vía judicial.

A hoy, el comodato entre Comfamiliar y el Municipio continúa y la deuda de la Liga es cada vez más grande.


Una pronta solución
La Liga planteó una solución inicial de pago de la deuda en un tiempo de cinco años, la cual no fue aceptada por Comfamiliar. La Federación Colombiana de Bolo lanzó ayer una nueva propuesta, en un plazo más corto, buscando una mediación.

“Nosotros (Federación), con Mauricio Angee (Secretario Departamental de Deporte), nos hemos comprometido la semana entrante en Bogotá a hablar con Coldeportes Nacional porque hay ideas, a ver qué podemos hacer para sentarnos con Comfamiliar a darle solución definitiva al problema”, aseguró el dirigente pereirano Jorge Franco, presidente de la Fedecobol.

¿Un quinto actor?
Además de la Liga, la Federación, el Municipio y Comfamiliar un quinto actor entraría: la Universidad Tecnológica de Pereira. “Es una intención que ha mostrado la Universidad a través del doctor Jorge Iván García, de un canje de lotes, para unas obras de valorización que necesita el Municipio. La universidad lo ve con buenos ojos y como una gran posibilidad de entrar ese escenario en el negocio porque le abriría un espacio de bienestar universitario a los estudiantes y entiende también que se debe seguir estimulando el alto rendimiento”, explicó Omar Parra, secretario Municipal de Deporte de Pereira.

Mientras el diferendo se soluciona, y ojalá en el menor tiempo posible, los bolicheros podrán seguir entrenando y la Bolera continuará abierta al público.

 

Cortesía Periódico La Tarde

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.