Deporte Risaraldense

¡Feliz Cumpleaños, Albeiro Mejía!

En las páginas de la historia del ciclismo colombiano hay un espacio reservado para Albeiro Mejía López, campeón del Clásico RCN 1972, participante en 10 vueltas a Colombia y 10 clásicos RCN, tercero de la Vuelta a Sao Paulo e integrante del equipo nacional que arrasó en la Vuelta a México con el “Cóndor de Colombia” Álvaro Pachón Morales, en 1967, la primera gran hazaña del ciclismo colombiano.

Hoy 28 de febrero arribó a sus 74 años de vida Albeiro Mejía López, el hijo de Gerardo Mejía (asesinado en la época de la Violencia) y de Virgilina López, una mujer que debió sortear su viudez con el amor y la tenacidad de madre, haciéndose cargo de un hogar con 9 hijos, al que Albeiro – en su calidad de hijo mayor – ayudó a levantar.

A los 4 años de edad su padre le regaló una bicicleta, y desde entonces ha sido su compañera fiel; con ella tomó la decisión de retirarse de estudiar “Comercio” y vincularse como mensajero en varias droguerías de Pereira, a la edad de 11 años, con el fin de mitigar la pobreza que rondó a su familia.

Primero fue en la droguería Ricángel, cuyo lema publicitario era: “Ricángel a su puerta: cuelgue el teléfono y abra el portón”. Luego pasó a la 91 – 92 (que aún existe en el lugar de siempre – calle 17 con carrera 7ª.); posteriormente en la droguería Castaño, y luego en la Ferretería “Orejarena Hermanos”.

Siendo mensajero descubrió su talento para el ciclismo y decidió dejar a un lado el trabajo que tenía con un tío en una carnicería de Pereira para correr la Vuelta a Colombia. Ahí empezó la historia ciclística de uno de los personajes más queridos del ciclismo colombiano, un gran amigo, un hombre solidario, disciplinado y un ser humano que hoy la vida lo privilegia con el cariño de sus hermanos, de su hija Lina María, su yerno Nelson y su única nieta – su adoración – Gabriela.

Durante la pandemia ha tenido la estoica decisión de resguardarse en su casa sin salir un solo día, excepto hoy para recibir el cariño físico de sus seres cercanos, que quieren expresarle en su cumpleaños el amor y la admiración por la manera como él afrontó y superó las dificultades de la vida.

Felicidades en sus 74 años de vida a Albeiro Mejía, un ser humano que con el sello de la sencillez, una memoria prodigiosa, una enciclopedia de anécdotas, un vasto conocimiento de música, de ciclismo y de fútbol, un gusto especial por los caballos, y con un desparpajo único, llena de alegría las cotidianas conversaciones con sus amigos. ¡Salud, don Albeiro!

REDACCIÓN ORLANDO SALAZAR ZAPATA

COMUNICADOR SOCIAL PERIODISTA DEPORTIVO

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.