Deporte Risaraldense

De cal y de arena

El concepto claro

 

“Decir que pagaron para ver a 22 mercenarios dar patadas a un balón es como decir que un violín es madera y tripa, y Hamlet, papel y tinta” John Boynton (escritor Inglés)

Es irrefutable el buen momento numérico y deportivo que vive el conjunto Matecaña: 4 victorias al hilo, 15 partidos marcando gol, segundo lugar sólido, 12 victorias en condición de local en 13 juegos, no recibir gol en los más recientes 4 partidos de local, diversificar los anotadores ahora con Machado y Cárdenas y un cambio de estilo al llegar el paraguayo Giménez a la titular: con “leo” castro se juega más al espacio y se divide más el útil con Mario Édison el estilo es más al pie, con la llegada de machado y el nivel que va subiendo de Cárdenas se puede crear más fútbol interior y no abusar del exterior, por lo menos eso se notó en los 2 últimos partidos.

Preocupa en lo meramente futbolístico que equipos como Bogotá y Valledupar le hayan quitado por largos pasajes la posesión del balón, lo mal que se marca cuando se tiene un tiro de esquina o un tiro libre a favor, nunca se termina la jugada, se cobra mal y Ramírez, Flórez y Domínguez pierden la ida, cuando juega Ortiz de lateral la banda izquierda es una autopista para el rival, cuando esta Iglesias es más equilibrado el equipo. En 4 años que llevamos sufriendo esta penuria de la segunda división hemos realizado campañas de este tenor con técnicos como Zambrano y Santa y al final se ha quemado el pan en la puerta del horno. La hora de la verdad es en el cuadrangular que hay que ganar… el resto es milonga.
El sino trágico que persigue este equipo dicta que en el mejor momento deportivo viene la debacle económica: pasó con Ramón Ríos, Álvaro López, Luis Fernando Osorio y ahora con el liquidador Candamil por nombrar del año 99 a la fecha, sean tenido buenas nóminas con buenos, regulares y malos técnicos lo que nunca se ha tenido son buenos directivos que planifiquen sin afujías hasta el final del torneo y ya sabemos que el fútbol se juega en la cancha y en las finales más afuera que adentro verbo y gracia las visitas a la costa atlántica frente a Uniautónoma y Unión Magdalena.

Preguntas
¿Este año nos volverá a pasar? Como vamos parece que sí, Batiste no concentra porque les adeudan, se deben 27 millones por alquiler del estadio, el técnico sienta en el banco al jugador a vender y al otro patrimonio lo tiene en la sub-20. Si se reciben 140 millones de pesos mensuales por concepto de televisión ¿por qué se tiene que hacer un equipo, con personal administrativo incluido, de 220 millones mensuales? ¿De dónde saldrían los 60 millones restantes? ¿De las taquillas? ¿De los patrocinios? ¿De la venta de jugadores? ¿Se justifica tener un cuerpo técnico extranjero, a un altísimo costo, puede estar rosando la cifra de 40 millones mensuales, en segunda división con un equipo en liquidación?

El Willy Rodríguez colombiano nos lleva 8 puntos con un partido menos, le llevamos 5 puntos a Leones que dirige el “reconocido técnico” Álvaro Hernández, ¿a cuenta de que se tienen 4 extranjeros? ¿Por qué no aparecen ni en el banco los jugadores sub-20? Para el nivel competitivo es una extravagancia, excentricidades de los descubridores Caldenses. No hay gestión para conseguir patrocinios: Ainca y Kosta Azul vienen de la administración pasada, se malgastaron la plata de Izquierdo y ahora en el momento cumbre están pasando afujías, lo que nada nos cuesta volvámoslo fiesta, los señores de Manizales están por los chicharrones ya lo sabemos, el cuerpo técnico por lo suyo y los jugadores por lo de ellos ¿y el hincha? ¿Que lo defienda el chapulín? ¿Otra vez lo mismo de siempre? ¡Qué desgracia tan infinita! ¿Qué estaremos pagando? ¿Hasta cuándo? Necesitamos directivos con pasión y una mediana cultura futbolística que se tapen de plata dándole alegrías a una de las mejores y más fieles hinchadas de este país.

 

Diego SalazarPor: Diego A. Salazar Valencia

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.