Deporte Risaraldense

Risaralda y su veeduría para Juegos Nacionales

Alentador ha resultado el ejercicio de pedagogía para la constitución de la veeduría. 18 ciudadanos han participado, y con ilusión se espera, pueda estar lista para agosto.

Constituir una veeduría es tal vez el ejercicio más idóneo a la hora de vigilar la ejecución de recursos públicos. A esa tarea se han sumado un grupo de ciudadanos risaraldenses, motivados por el deseo de darle voz al gremio del deporte, la actividad física y la recreación en este departamento, durante la planeación, ejecución y organización de los XXII Juegos Deportivos Nacionales y VI Juegos Deportivos Paranacionales Eje Cafetero-Valle del Cauca 2023.

Desde las pasadas elecciones en octubre del 2019, cuando un grupo de actores del deporte convocó a los candidatos a gobernación y alcaldía en este territorio, la idea de generar una veeduría para las justas deportivas, generó un eco.

Se fundó una idea para la posterioridad que ha resurgido en medio de la pandemia de la Covid-19 en este 2020. Desde abril, un grupo no superior a 10 personas ha mostrado el interés por capacitarse, por entender el marco jurídico que ampara el ejercicio de participación ciudadana, inmerso en la Ley 850 del 2003 y facultado por el artículo 270 de la misma Constitución Política de Colombia.

Desde entonces son cerca de 18 personas las que han participado en las mesas de capacitación virtual; otros, curiosos y con el ánimo de socializar la dinámica de una veeduría, han participado contribuyendo con información que resultará de un valor trascendental en el proceso. Se han convertido en aliados estratégicos.

La reunión más importante que se ha tenido hasta el momento, tuvo como protagonista al presidente de la veeduría de los Juegos Nacionales- Bolívar 2019, Ever Molina, quien ofreció luces e indicaciones sobre qué hacer y qué no repetir en esta nueva experiencia para el deporte en Risaralda.
Sin duda ha sido un escenario de aprendizaje; y, sobre todo, de entender que con la veeduría se está potencializando la participación ciudadana y la generación de nuevos liderazgos en el deporte, la actividad física y la recreación, elementos tan necesarios en el gremio.

La toma de decisiones siempre ha corrido por cuenta de los entes territoriales, la burocracia se ha sostenido y los favores personales y políticos están a la orden del día en un gremio que no distingue lo ético, de lo pasional. Y que llegue un grupo de ciudadanos desinteresados, sin el ánimo de obtener ningún tipo de retribución económica por esta labor, propiciará un ambiente interesante en los próximos años.

Claro está, el ejercicio de estos ciudadanos inquietos se verá limitado en diferentes oportunidades, por eso se hace necesario que más profesionales de Risaralda busquen aportar desde sus conocimientos. Arquitectos, ingenieros, abogados y profesionales con especialización en derechos humanos, se requerirán en el trasegar de la actividad.

Se espera que en el departamento se aporte cerca de $ 30 mil millones para la ejecución de las obras y la organización de las justas; dinero que se deberá vigilar de la mejor manera posible. Pero a su vez, el Eje Cafetero deberá vigilar en su conjunto, más de $ 130 mil millones. Por eso, desde junio del 2020, el eco de la veeduría está llegando a Quindío y se espera que Caldas también imite el gesto; para así crear una red de veedurías.

La acción de la veeduría está comprendida en un documento que específica a través de fases y etapas, las acciones y actividades a realizar en cada uno de los meses, todo esto delimitado hasta el 2023. Un ejercicio de rigor que demuestra la capacidad de trabajo de quienes hoy están acompañando.

Todos y cada uno de los interesados vienen aportando de manera democrática a través de sus capacidades y habilidades, lo que también ya empieza a entregar sus frutos. El gremio sí tiene la capacidad de entenderse y respetarse a sí mismo sin apegos ideológicos, políticos, egos o intereses particulares.

Será el tiempo el medidor de este trabajo que además de vigilar los recursos, buscar capacitar a los actores del deporte, respecto a las potencialidades que ofrece el cualificarse.

El desarrollo colectivo se genera, cuando se suprimen los intereses particulares y se pone de manifiesto el beneficio común. De esta manera quiere trabajar la Veeduría ‘Juntos por los Juegos’.

Para vincularse a la veeduría, comunicarse al 316 618 3057.


Por: Carlos Marín
(Comunicador Social y Periodista – Deporte Cafetero)

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.