Deporte Risaraldense

Sí es cierto, una nueva final y ojalá con la nómina absoluta

Me obliga mi condición de comentarista deportivo de ser imparcial en mis comentarios, pero también tenemos nuestro corazoncito que está alegre. Ayer no recordé los momentos tristes, solo me puse a recordar este nuevo proceso deportivo y caramba, yo lo apoyé a pesar del negativismo de hinchas y colegas frente, no solo al nombramiento de Alexis Márquez y Rubén Zapata como su asistente, sino de este grupo de jugadores del que se atrevieron a decir que era malo y yo consideraba que era bueno.

Les invito a que busquen en el archivo mis opiniones frente a estos temas. Es cierto, una nueva final, me pellizqué y no lo podía creer, Copa Colombiana de reservas, creo en 1978, títulos de la B en el 2001 cuando fui jefe de prensa del equipo y el último en el 2019 .Esta vez la cuarta final pero de un torneo más exigente porque la Copa la han ganado los equipos de la A. Claro que estoy feliz, pero no puedo perder mi poder de análisis como comentarista que es diferente al del hincha frente al riesgo que se asumió por parte de Alexis Márquez en la confección de la nómina inicialista, la cual cuestioné y cuestiono porque no se podía renunciar a la posibilidad de darle al hincha pereirano el derecho a disputar una final en un torneo de mayor nivel como la Copa con la premisa de respetar una titularidad en los partidos previos del certamen.

A lo largo de este torneo – Copa Colombia – los equipos aprovechan para darle fútbol a los jugadores que por sus niveles de rendimiento no pueden ser titulares en la Liga y si por ahí se dan las cosas luego refuerzan con aquellos que son titulares en equipo absoluto. Es por ello que hemos visto que todos los equipos que llegan a instancias de final utilizan su nómina absoluta sin importar quienes soportaron la campaña en la Copa.

Ayer por ejemplo Tolima trajo toda su nómina campeona del semestre pasado sin importar que ya tiene su cupo a Copa Libertadores y no dudo que Nacional y Cali también lo hagan. Son equipos expertos en títulos y por eso no ahorran esfuerzos en obtener uno más. Es por ello que ayer no compartí, pero respeto desde mi posición, la decisión del cuerpo técnico de disponer de una nómina alterna para enfrentar a los pijaos, porque el interés del hincha de ver a su equipo disputar una final, debe estar por encima de los intereses particulares de los jugadores de ser o no titulares porque ello depende de su condición técnica individual y no de una decisión de respeto frente a quienes han jugado el torneo.

Trato de entender a Alexis en su intento de no descomponer anímicamente al grupo que tiene como virtud la familiaridad, la unión, la entrega pero ante jugadores profesionales y de experiencia no debe suceder porque su titularidad en el equipo absoluto depende de su nivel individual de juego y no de una apreciación subjetiva, es mi concepto.

Y la razón me la da el momento tardío de los cambios de los jugadores que son titulares en la Liga como Vásquez, Rojas, Castrillón, De la Rosa y Valencia. Se notó de inmediato el efecto de las variantes y de ahí en adelante se arrolló a un Tolima que se dedicó a contraatacar con sus veloces jugadores. Vásquez con su liderazgo y entrega, Rojas con su experiencia para conducir el mediocampo y Valencia para chocar contra los grandotes del Tolima que perdieron los duelos frente al tren cuando venían de ganarlos todos en la primera mitad con León.

No adivino el futuro pero de haber jugado desde un comienzo con los titulares, o en gracia de discusión al Iniciar el segundo tiempo, no hubiera sido necesario ir a los lanzamientos desde los 11 pasos porque futbolísticamente Pereira fue superior a los pijaos. Este equipo de Liga con las variantes que se deben hacer por desgaste físico y disposición táctica, es de lejos, mejor equipo que los actuales campeones, por lo menos eso se ha notado en los choques repetidos contra Tolima.

El concepto de Alexis y Zapata de no poner el equipo absoluto desde el minuto 1 lo borra un tanto la excelente definición de los cobradores y la atajada de Castaño así como el gran momento futbolístico y goleador de De la Rosa a quienes muchos cuestionamos su comienzo. Además si la excusa es luchar por la permanencia en la A, y dejar a un lado la Copa, para esta ocasión existe una ventaja que tranquiliza frente al Quindío, por eso daba para poner toda la carne en el asador y no jugar con los alternantes. En todos los equipos de fútbol del mundo hay titulares y suplentes porque solo pueden jugar 11 y juegan quienes estén en las mejores condiciones técnicas; los demás deberán esperar la oportunidad y aprovecharla.

Cómo lo dije en la nota pasada, todos lo planetas están alineados para favorecer al Deportivo Pereira. Si le hemos perdonado a otros técnicos todas sus equivocaciones, cómo no hacerlo con los nuestros y más en este momento cuando tienen soñando a los hinchas Pereiranos en un título y por que no, una participación internacional por primera vez en su historia. Ojalá esta haya sido una experiencia más para corregir en la corta pero muy productiva hoja de vida de Alexis Márquez y Rubén Darío Zapata para que la tengan en cuenta de cara a la final con Cali o Nacional, porque títulos no se disputan todos los días. Para finalizar se ha ganado mucho hasta ahora, pero no se ha ganado nada. El que lo entendió lo entendió.

Felicitaciones a este grupo que hacen parte del Deportivo Pereira desde lo administrativo y deportivo por todo lo que hacen por mantener este equipo respirando y con vida porque hace algunos años con la administración de la Familia López Bedoya estaba desapareciendo del fútbol profesional colombiano hasta el punto de llevarlo a la liquidación y aún así recuperaran sus inversiones a pesar de haber administrado mal el negocio. Respeto opiniones en contrario.

Las opiniones aquí expresadas no comprometen al medio y son exclusivamente responsabilidad del autor.

Por: Humberto Franco Buitrago

Periodista y abogado

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.