Deporte Risaraldense

La irrefutable ley de los técnicos

Es la ley de los técnicos y Juan Carlos Osorio no es la excepción. Ellos llegan por buenos a los equipos y se van como los malos del paseo, así haya una larga lista de triunfos, grandes satisfacciones para sus hinchas y muchas cosas buenas para mostrar.

El estratega risaraldense, con una excelente hoja de vida, con profundos criterios futbolísticos y una forma particular de ver, vivir y entender el fútbol ha quedado absolutamente expuesto ante la eliminación del Atlético Nacional en la Copa Libertadores en la segunda ronda y el adiós de los verdes de Antioquia a manos del Cali en el Fútbol Colombiano.
Su salida del club es inminente (si es que esa decisión ya no está tomada) y se va criticado y cuestionado porque el momento no es el mejor ante la realidad irrefutable de los resultados del momento. Pero no menos cierto es que sigue siendo todo un profesional a carta cabal, un verdadero señor como ser humano y un avanzando en el tema de la táctica y estrategia del fútbol; riguroso en sus apuntes en su primitiva libreta y acérrimo defensor de sus convicciones con las que ha logrado tanto.

Porque hoy solo se ven las eliminaciones pero no se puede pasar la página sin reconocer que fueron seis, si SEIS, los títulos los que le entregó al conjunto paisa. Ahora si seis títulos no le parecen suficientes pues es importante recordar que llevó al equipo a nueve finales, el subtítulo de la Copa Suramericana (Torneo Internacional) y le dio la oportunidad a nuevos jugadores (varios de ellos ya en el exterior).

Pero esto es fútbol. Hoy Osorio ya no le sirve a Nacional, ni a sus hinchas ni a muchos “sabios del balompié” colombiano. Paradójicamente la lista de clubes que si lo quieren tener es larga, muy larga. Lo más seguro es que se vaya al Sao Paulo, un club grande, muy grande del fútbol suramericano, pero si no es así terminará en otro gran equipo de eso no me queda la mínima duda.
Y de allí algún día también se irá, por esa ley irrefutable de los técnicos. De todas maneras, Juan Carlos Osorio y Pompilio Páez (su asistente) son gran orgullo del fútbol risaraldense.

hector santana
Por: Héctor Santana
hectorsantana2004@gmail.com

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.