Deporte Risaraldense

Juegos Nacionales con muchos interrogantes

La otra opinión

Por lo que escuché en Cartagena, con motivo de los Juegos de Mar y Playa, no tendría nada de raro que otras sedes de los XX Juegos Nacionales establecidas inicialmente para el Tolima fueran trasladadas a otras ciudades.

Y es que los procesos de licitación y adjudicación de obras como las que se deben construir para el bicicross, el tejo y un tercer deporte que no logre precisar, no han comenzado. Y el tiempo apremia. Aparte que también hay dudas en torno a los bolos cuyo escenario es privado.

La próxima reunión del Comité Organizador de las justas nacionales promete ser movidita, pues la fuente me dijo: por encima de todo debemos salvar el evento.

Esa es la secuela de la decisión politiquera que acompaña a la designación de sedes de los Juegos cada cuatro años, que de paso han perdido su esencia de integración deportiva compartiendo la organización con sedes tan distantes unas de otras. Si las quieren compartir, por lo menos deberían hacerlo por regiones


Otra gran preocupación

Pero, las preocupaciones también se trasladan al terreno de las inscripciones. Y dos casos son bastante inquietantes para Risaralda.

Sucede algunos departamentos, en especial de los llamados grandes –incluyendo a Bogotá D.E.- al considerar que en ciertos deportes y disciplinas no tienen posibilidades, están en la intención de no inscribirlas con la premeditación de hacer caer el campeonato. El propósito es simple: si yo no gano, entonces que nadie gane.

El reglamento señala que para la realización de un campeonato o prueba en los Juegos Nacionales se deben inscribir mínimos cinco participantes.

Sucede que Valle estaría inclinado a no inscribir competidores en las katas del judo y que Bogotá y Valle no lo harían en arquería, en la modalidad de arco compuesto. Justamente las dos modalidades en las que nuestro departamento tienen mayor opción para alcanzar oros. Y ambos torneos se podrían caer por no llenar el mínimo de participantes.

Este inmoral procedimiento ya se ha visto en certámenes como los juegos bolivarianos o los suramericanos. Recordemos que en estos últimos no hubo arco compuesto ni katas en la versión del 2014 en Chile. Y el perjudicado fue Colombia.
.

Tarea de diplomacia
A Risaralda le corresponderá hacer una gran tarea para comprometer la participación en esos deportes y modalidades. Es poco ético, pero si en otras partes juegan sucio aquí, si la diplomacia y la gestión no dan resultados, pues tocará jugar de la misma manera: en clavados una ausencia de nuestro departamento dejaría mirando para el techo a vallunos y antioqueños.

Coldeportes como ente organizador, que le puso tatequieto al ‘transfuguismo’ de deportistas en los dos últimos años previos a los Juegos, también debería estar al tanto de esta práctica que desleal que amenaza a los Juegos 2015.

 

ocampo.jpgPor: Hugo Ocampo Villegas
Twitter: @hovi55

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.