Deporte Risaraldense

¿Qué queremos….? Que actúen con coherencia

La otra opinión

 
La semana que pasó hubo un reunión entre directivos de ACORD Risaralda y el Deportivo Pereira para hablar sobre hechos ya conocidos como el silencio técnico y administrativo del club profesional frente a la prensa de la ciudad.

ACORD Risaralda elaboró un comunicado, del cual resalto el siguiente párrafo:

“La prensa deportiva y la mayoría en la ciudad hablan de que el Deportivo Pereira es la ‘razón de ser’, pero qué hace cada uno para revalidar esa frase?, Los hechos muestran otra cosa”, fue una de las reflexiones hechas por los señores Omar Candamil y Duván Vásquez. “La empresa privada no apoya, los entes estatales menos y la prensa no la sentimos de nuestro lado, aunque los resultados deportivos dicen que somos protagonistas del torneo, con un muy buen equipo; no entendemos que es lo que quieren”, terminó el señor Candamil.

¿Qué es lo que queremos?
¿Qué pedimos?. Simplemente que el señor liquidador y el señor gerente actúen con coherencia. Claro que el Deportivo Pereira es el equipo de la ciudad, pero ustedes lo han manejado como si no lo fuera.

Salen a pedir el apoyo de la empresa privada, del sector oficial, de los medios de comunicación, pero…. pero miren algunas de sus decisiones. Empecemos por las administrativas:

1.- El señor Candamil, cuyo nombramiento como liquidador no entra en discusión, se trajo un gerente de Manizales y además muy controvertido por los seguidores del Once Caldas cuando pasó por ese club…. Y la palabra ‘controvertido’ es bien suave para todo lo que uno escucha.
2. El grupo asesor cercano a Candamil – Vásquez es de Manizales: el abogado, un contador adicional y un asesor administrativo. Y en ¿Pereira no los había?
3. Y al frente de la logística para los partidos en Pereira pusieron otra ficha más de la vecina ciudad, que además se trae un auxiliar como si acá no existiesen personas indicadas para ello.

En la parte técnica
Y vamos con la parte técnica, dejando a un lado la contratación del cuerpo técnico que tiene sus bemoles, pero no es del caso de la columna de hoy. Veamos:

1.- Como si no fuera suficiente, también nos ‘importaron’ el coordinador de divisiones menores para manejar solo un equipo sub 20 como si acá no tuviésemos entrenadores capacitados. Además con un trabajo que genera muchos interrogantes no sólo por sus resultados sino porque cuando el equipo necesitó de zagueros centros por la ausencia de sus titulares, tuvieron que improvisar a volantes en esos puestos. Y entonces, ¿qué pasó con los que estaban preparando abajo para que jugaran de la misma manera allá arriba?

2. Se ‘reforzaron’ con cinco jugadores que pasaron por el ‘Once Caldas’. Y el único que ha sido titular con regular saldo es Domínguez. Los otros: Asprilla no dio la medida y se fue; volvieron a traer a Osorio de Chinchiná que ya había estado acá sin novedad y en el cuadro manizalita poco actuaba. Está lesionado, pero esto si es un imponderable.

En cambio, si deja mucho que desear el caso de Ambuila. Un jugador con cirugías en las dos rodillas, el médico de Pereira lo declaró no apto pero se fueron a Manizales y allá quien lo vio dijo que si estaba bien. No lo inscribieron pero lo sostienen de cuenta del Pereira y para colmo… se volvió a lesionar. Y de Agamez, pocos minutos jugando lo dicen todo.

Como se puede ver…. quieren el apoyo de todos los estamentos de la ciudad, pero no confían en nuestra gente y no son sólo los jugadores. Con seguridad, acá hay muchos mejores que esos que trajeron.

 

ocampo.jpgPor Hugo Ocampo Villegas
En Twitter: @Hovi55

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.